Tras veto en la ONU, Erdogan pide a Putin que mantenga abierto el paso para entrada de ayuda a Siria

11 de julio, 2022 | 13.37

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, instó hoy a su par ruso, Vladimir Putin, a que prolongue la autorización de ayuda transfronteriza para millones de personas en zonas del noroeste de Siria controladas por rebeldes.

La solicitud llegó luego de que Moscú vetara la semana pasada en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto que hubiera extendido por un año la autorización para la ayuda humanitaria al país azotado por la guerra desde 2011.

"Erdogan subrayó que concede importancia a la prolongación del mecanismo transfronterizo en Siria", dijo su oficina en un comunicado sobre el contenido de la conversación con Putin por la suspensión del mecanismo, informó la agencia de noticias AFP.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El llamado se produce en un momento en que la ONU busca una solución al veto ruso al proyecto presentado por Noruega e Irlanda.

Trece de los 15 países del Consejo de Seguridad votaron a favor del texto, mientras China, que en el pasado acompañó a menudo a Rusia en el uso del veto, optó por la abstención, un gesto destacado en el campo occidental.

El veto es una atribución que tienen sólo los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de ONU: Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unido.

"El proyecto ignoraba la soberanía de Damasco", argumentó entonces el embajador adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitri Polianski, lamentando la "terquedad" de Occidente al querer imponer una nueva extensión de un año para autorizar la ayuda.

Rusia sometió al Consejo de Seguridad un texto alternativo que prevé una prórroga por seis meses.

Moscú solo aceptaba una extensión de seis meses para autorizar la ayuda extrafronteriza, que rige desde 2014 y venció el pasado domingo, destinada a asistir a través del paso limítrofe de Bab al-Hawa, en la frontera sirio-turca, a más de 2,4 millones de personas de la región siria de Idlib, bajo el control de grupos yihadistas y rebeldes apoyados por Turquía.

El paso permite entregar ayuda humanitaria a civiles sin tener que pasar por áreas controladas por el Ejército sirio.

El Consejo de Seguridad ya ha prorrogado el mecanismo más allá de su fecha de vencimiento y varias fuentes dijeron ayer que era posible que aún tuviera lugar una votación esta semana. 

Erdogan trató de aprovechar sus buenas relaciones de trabajo tanto con Putin como con los líderes occidentales que apoyan a Kiev para calmar las tensiones.

El mandatario turco también instó a Putin a "tomar medidas" sobre una propuesta de la ONU para reanudar las exportaciones de grano ucraniano a través del mar Negro, informó su oficina. 

La ONU ha presentado un plan para facilitar las exportaciones en el que se establecerían corredores seguros. La propuesta sólo ha obtenido un apoyo limitado tanto en Moscú como en Kiev.

Ucrania acusa a Rusia de robar su grano y contribuir a una crisis alimentaria mundial bloqueando cereales en los puertos ucranianos.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►