COVID-19: Biden cruzó a la Corte Suprema de Estados Unidos por rechazar la obligatoriedad de la vacuna

El máximo tribunal norteamericano bloqueó la decisión de Biden que pedía como requisito a empleados de empresas que se vacunen contra el COVID-19 o se sometan a pruebas semanales y usen tapabocas en el ámbito laboral.

14 de enero, 2022 | 18.01

La Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos bloqueó una decisión del presidente Joe Biden que pedía como requisito a los empleados de empresas con al menos 100 trabajadores que se vacunen contra el COVID-19 o se sometan a pruebas semanales y usen tapabocas en el ámbito laboral.  Frente a la decisión judicial, el mandatario norteamericano se mostró "decepcionado" con el fallo de la Corte.

"Estoy decepcionado de que la Corte Suprema haya decidido bloquear unos requisitos de sentido común, que pueden salvar vidas", que estaban dirigidos a "empleados de grandes empresas, basados directamente en la ciencia y la ley", manifestó Biden en un comunicado. Por otra parte, les pidió a los empresarios "hacer lo correcto para proteger la salud y la economía de los estadounidenses".

La mayoría conservadora de la Corte concluyó que la administración de Biden se extralimitó en su autoridad al tratar de imponer la regla de vacuna o prueba de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional a las empresas estadounidenses con al menos 100 empleados. Más de 80 millones de personas se habrían visto afectadas.

Sin embargo, en el caso de los trabajadores sanitarios, la obligatoriedad fue aprobada por mayoría, en una votación cinco contra cuatro.

De esta manera, se aplicará a los proveedores de atención médica que reciben fondos federales de Medicare o Medicaid, lo que podría afectar a 76.000 centros de atención médica, así como a proveedores de atención médica domiciliaria. La regla tiene exenciones médicas y religiosas.

Por otra parte, a medida que aumentan las infecciones por la variante Ómicron en Estados Unidos, los trabajadores se sienten cada vez más inquietos por la perspectiva de regresar a la oficina, de acuerdo con una encuesta.

Según publicó la cadena Al Jazeera, alrededor de 43% de los adultos estadounidenses, que generalmente trabajan de manera presencial, pero que tuvieron que hacerlo a distancia durante la pandemia de coronavirus, dijeron que se sentirían incómodos al regresar a la oficina, la cifra más alta desde septiembre, según el rastreador semanal de Morning Consult.

Más de la mitad de los encuestados la semana pasada dijeron que considerarían dejar sus trabajos antes de regresar a la oficina, señaló la encuesta. Y agregó que la proporción de trabajadores que dijeron que sólo estarían dispuestos a regresar a una oficina si todos sus compañeros de trabajo han sido vacunados aumentó a 61%, frente al 57% de la semana anterior. Y la proporción de trabajadores que dijeron que sería más probable que solicitaran un trabajo que ofrezca una opción de trabajo a distancia llegó a 80% la semana pasada, indicó.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►