Chile vive una sequía extrema y empezó a racionar el agua

Esta semana Santiago de Chile entró en la fase de "alerta roja" y realizó cortes de agua programados para controlar el abastecimiento. 

05 de mayo, 2022 | 19.15

La crisis hídrica en Chile llegó a una de sus etapas más críticas y las autoridades locales se vieron forzadas a racionar el agua en la capital del país. Desde hace un tiempo en el país andino funciona el "Protocolo de racionamiento de agua", una plan con etapas para aplicar a medida que la situación se agudiza. Esta semana Santiago de Chile entró en la última fase, la de "alerta roja", y aplicó cortes rotativos de agua durante 24 horas. Esto es porque previamente aplicaron "la alerta temprana preventiva" (en agosto de 2021) -en la que redujeron la presión del agua por las noches- y luego la "alerta amarilla" -que implicó la puesta en práctica de una campaña comunicacional para ahorrar agua-. Los cortes de esta semana en Santiago afectaron a las comunas de Lo Espejo y Pedro Aguirre Cerda, en la región Metropolitana. 

Santiago, con cerca de siete millones de habitantes, se abastece principalmente del agua del río Maipo y del Mapocho que, en los últimos años, han ido reduciendo significativamente su caudal por la falta de lluvias y nieve.

La Dirección Meteorológica de Chile anunció este martes que para el segundo trimestre las lluvias en la zona central estarán nuevamente por debajo de los rangos normales. El pronóstico de agua que caerá sobre Santiago es de 115 milímetros entre mayo y julio de este año y, en comparación, solo en julio de 2006 cayeron 130 milímetros. 

En marzo, el presidente chileno, Gabriel Boric, firmó el nuevo Código de Aguas que llevaba 11 años de procedimientos para aprobarse. El estatuto prioriza el acceso a los recursos hidráulicos para el consumo humano y, por primera vez, establece que el cambio climático es una amenaza. Un avance para el único país suramericano que privatizó el agua; si bien el Estado es el dueño último del recurso, distribuye gratuitamente los derechos a privados que, a su vez, pueden venderlos.

En ese marco, la Convención Constituyente aprobó la semana pasada aprobó un artículo que indica que el agua es un "bien inapropiable" en todos sus estados. Además, indica que el Estado deberá preservar, conservar y, en su caso, restaurar los bienes inapropiables.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►