Las comidas que más se consumen en el mundo

19 de enero, 2022 | 11.17

Si se pudiera elegir un idioma universal sin dudas sería el de la comida. A pesar de no compartir entre todos los seres humanos el mismo idioma, las mismas costumbres e incluso el huso horario, comer es un placer a nivel global y en cada lugar tiene distintos significados que le dan su impronta.

El tipo de comida de cada lugar está determinado por su cercanía o lejanía de la costa, por lo que puede cosecharse en las tierras, por la producción de cada región y la determinación cultural de sus ancestros.

Hace millones de años las formas de vivir eran otras y los humanos debían pasar períodos largos sin alimentarse, algo impensado en la actualidad donde podemos recibir en diez minutos un delivery sin movernos ni siquiera a la habitación de al lado.

Las transformaciones culturales y de la naturaleza han situado, en la actualidad, a la gastronomía en un contexto más fructífero y abierto, donde en cada país puede probarse un plato de otro, la cultura de la alimentación se expandió para que todos puedan acceder a conocer de qué se alimenta el continente vecino.

Hay investigaciones que demuestran qué alimentos se consumen más en el mundo, a continuación mencionaremos qué comida es elegida por la mayoría de las personas y se posiciona en el ranking de los platos más consumidos por la humanidad.

Pastas

La mezcla de harina y agua no sólo es el resultado de una de las comidas más deliciosas del mundo sino que tiene formas variadas para combinar con distintos ingredientes y hacer con una receta espaguetis y con otra sorrentinos. La capacidad de adaptación de este alimento a las distintas culturas es lo que le da su prestigio.

Las pastas, aunque son conocidas mayormente por ser de patrimonio italiano, se consumen en otros sitios como por ejemplo el continente asiático. Asia es productora de este tipo de alimento por excelencia y sus variaciones son aclamadas por los ciudadanos.

En Asia las pastas se producen con harina de trigo y huevo, lo que las diferencia de las italianas que se hacen con agua y harina. Esto produce una leve diferencia en su cocción y su ingesta, que suele acompañarse con frijoles, verduras o mariscos según el país.

En cada cocina la forma de elaborar los alimentos es distintas y se adapta a la rutina, a los gustos y a las estaciones. En el caso de la pasta, puede acompañarse con huevo cocido, con verduras cocidas previamente con especias, con brotes de soja y hasta con pequeños trozos de carne.

Arroz

En China se produce más del 30% del arroz mundial y en la India tiene un 20%, este alimento es uno de los más consumidos por todo el mundo porque se cocina en simples pasos y puede mezclarse con otros alimentos además de darle formas variadas, desde fideos hasta croquetas.

¿Por qué el arroz se come tanto? Además de ser sano es barato y rico, en algunos lugares su consumo es cultural pero en otros de extrema necesidad ya que en las regiones más pobres es uno de los alimentos que permiten la nutrición de la población sin gastar demasiado dinero.

Lejos del tradicional arroz blanco, este grano tiene distintas variedades que van desde el integral, el rojo, el redondo, el basmati y el silvestre. Para aprovechar al máximo este alimento, cualquiera sea su tipo, lo ideal es mantenerlo en un ambiente seco y oscuro para evitar que se humedezca, y agregarlo al agua durante su hervor para cocinarlo, de esta forma conserva su sabor.

Pizza

Alabada sea la pizza, que es de consumo social e individual, que nos saca del apuro en menos de veinte minutos y tiene más de cien variedades que se adaptan al paladar de cualquier persona, incluso para aquellas fanáticas de lo agridulce.

Si hablamos de números, se venden aproximadamente 5 millones de pizzas al año y más del 20% de los restaurantes en el mundo son pizzerías ¿Coincidencia? No lo creo, ya que esta masa con queso cremoso y otros ingredientes tiene el don de ser rica en toda sus temperaturas, incluso es una buena opción para desayunar un domingo por la mañana.

Pollo

En el mundo se comen aproximadamente 1.900 miles de toneladas de pollo en todas sus formas. A raíz de que varias industrias de la alimentación rápida incorporaron las patitas de pollo a su menú, su consumo creció de forma rápida durante estos últimos años.

Brasil, Israel, Países Bajos, Estados Unidos y Polonia son los lugares donde más se consume este alimento y en todos ellos la forma de cocción es diferente, principalmente porque las partes del pollo preferidas en cada país tienen variaciones.

El pollo se come en guisos, de forma asada, en ensaladas y hasta se lo incorpora en platos como pastas, arroz, verduras al horno y frituras. La pechuga de pollo rellena es uno de los platos más simples de hacer y en su interior se pueden agregar desde quesos a salsas con verduras.

Si tuviéramos que elegir una razón por la que la cultura gastronómica está en movimiento sería internet. El uso de las redes sociales acortó las distancias entre países e hizo que la apertura de restaurantes de comida internacional en otros países fuera posible, ahora en Argentina se puede probar platos asiáticos, europeos y de otras regiones del mundo que antes no se encontraban con facilidad.

El interés mundial por conocer otras culturas es posible porque las distancias se han acortado y no hay necesidad de viajar para profundizar en hábitos de otros lugares, sino buscar en internet y concretar esa necesidad de ver cómo se alimentan, hablan y se vinculan otras naciones. 

La diversidad alimentaria, como el vegetarianismo y el veganismo, abrieron puertas a un aspecto culinario desconocido y permitieron incorporar alimentos que antes tenían sólo un uso a más de una preparación, como es el caso de la soja, el tofu, la palta y las legumbres que en la actualidad tienen un prestigio mayor y son el agregado estrella de muchas recetas deliciosas.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►