El eminente piano de Alexander Panizza cierra su gira nacional el domingo en el CCK

30 de junio, 2022 | 13.11

El eximio pianista canadiense-argentino Alexander Panizza ofrecerá el próximo domingo en el porteño Centro Cultural Kirchner (CCK) el cierre de una serie de siete conciertos que ofreció en otras cinco ciudades argentinas donde, señala, "me encontré con públicos muy ávidos y cálidos en todos lados".

"Noté que en Argentina hay una necesidad de volver a los eventos en vivo, una necesidad de escuchar música en vivo para así reencontrar las emociones que solamente puede generar un concierto presencial", evalúa Panizza durante una entrevista con Télam.

El tour nacional del músico nacido de padres argentinos hace 49 años en Canadá, pasó desde el 10 de junio por Mendoza, San Juan, tuvo dos actuaciones en Rosario (una solista y otra con la Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario con la dirección de David Del Pino Klinge), Córdoba y Salta.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La recorrida de Panizza por esta parte del mundo concluirá el jueves en el Teatro Municipal de Asunción cuando se encuentre con la Sinfónica Nacioonal de Paraguay para abordar el "2do. Concierto" de Serguéi Rachmaninoff.

De cara al recital gratuito del próximo domingo a las 17 en el Auditorio Nacional del CCK, el programa contempla composiciones actuales creadas en Canadá ("Mutability", de Elizabeth Raum; "Hommage", de Maurice Dela; y "Everything Waits for Lilacs", de John Burge) y obras del repertorio clásico.

Entre ellas, la "Balada n° 4 opus 52" y "Andante spianato y gran polonesa brillante en mi bemol mayor, opus 22", ambas de

Frédéric Chopin; y "Gaspard de la Nuit, tres poemas para piano sobre Aloysius Bertrand" y "Alborada del gracioso", dos obras de Maurice Ravel.

Esas músicas formaron parte de lo que Panizza ofreció en esta seguidilla de actuaciones con las que regresó a escenarios locales tras el impasse generado por la pandemia que le impidió volver al país donde vivió desde los 17 años.

Afincado entonces en Rosario donde prosiguió la formación iniciada en Norteamérica junto a Roberto Caamaño, Bruno Gelber y Aldo Antognazzi, luego se perfeccionó en Suiza, Francia, Holanda e Inglaterra, país este último donde en 1999 se integró al Royal College of Music de Londres.

"El haber tenido la suerte de vivir en diferentes lugares del mundo da como una perspectiva un poco afuera del eje principal y esa mirada resulta distinta a la hora de tocar", reflexiona Panizza acerca de su estilo pianístico.

En su notable trayectoria, el intérprete compartió conciertos con la Brucknerakademie Orchester, Exeter Symphony, KCYO y LSSO, Orchestre de Chambre Français, Filarmónica de Tailandia y Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, por citar solo algunas de las más de medio centenar de reputadas formaciones.

Entre sus grabaciones salientes figuran la obra completa para piano del argentino Alberto Ginastera (1916-1983) y su registro integral de las "32 Sonatas para piano", de Ludwig Van Beethoven, realizado en ocho conciertos ofrecidos en el Teatro Príncipe de Asturias del Centro Cultural Parque de España de Rosario donde, además, Pablo Romano filmó el laureado documental "Alexander Panizza. Solo piano".

Télam: ¿Cómo resultó la presentación del martes en el Mozarteum salteño?

Alexander Panizza: Fue mi tercera visita a Salta pero la primera vez que actúo como solista y fue muy lindo. Lo que más me gustó fue que a la mañana hicimos una clase magistral, y ese es el tipo de cosas que siempre propongo porque así uno entra más en contacto con el lugar en el que toca.

T: ¿De qué modo aparece la presencia de música canadiense actual en los conciertos que está desarrollando?

AP: La pandemia tuvo como positivo que al no poder viajar sí logré desarrollar contactos personales con el ambiente musical de Canadá y trabé relación con compositores vivos que aportaron unas músicas muy variadas debido a que todas tienen alguna raíz con la parte cultural canadiense, pero fueron creadas por un persa, un chino, o una compositora de Europa del Este. Canadá recibe a muchísimas personas de distintas partes del mundo y se produce un fenómeno cultural muy interesante porque no se pierde lo anterior sino que se preserva y se combina con las influencias que llegan.

T: ¿En qué trabajas actualmente?

AP: Justamente tengo la idea de hacer un disco íntegramente dedicado a compositores canadienses y registrar un volumen que complete la obra para piano de Maurice Ravel tras haber lanzado hace poco "Panizza plays Ravel" con las obras más icónicas del compositor francés.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►