La diputada nacional Elisa Carrió atacó a los votantes de Cambiemos a quienes les exigió que dejen de quejarse y apuntó contra los ministros del gobierno nacional. Más temprano la legisladora se había alegrado por la muerte del ex gobernador de Córdoba José Manuel De la Sota.

"Tenemos buena gente en los ministerios: hay algún imbécil, pero no hace daño… Bueno, sí hace daño pero lo vamos a dejar porque ya lo maté”, afirmó Carrió

A los gritos, la diputada nacional arremetió contra los propios votantes de Cambiemos que estaban en la charla: "¡Dejen de quejarse! Yo el otro día no podía pagar el mínimo de las tarjetas y vendí el auto, que se yo".

Embed

" Hay que callarse y dejar de quejarse porque estamos haciendo una nueva Argentina y no podemos ser como esos maridos que le encuentran defectos a todos", afirmó.

La frase completa de Carrió:

“¡Dejen de quejarse! Yo el otro día no podía pagar el mínimo de las tarjetas y vendí el auto, que se yo… Total después se va a arreglar. Hay que callarse y dejar de quejarse porque estamos haciendo una nueva Argentina y no podemos ser como esos maridos que le encuentran defectos a todos. Tenemos buena gente en los ministerios: hay algún imbécil, pero no hace daño… Bueno, sí hace daño pero lo vamos a dejar porque ya lo maté”, señaló, en lo que pareció una alusión al ministro de Justicia, Germán Garavano, con quien mantiene un duro enfrentamiento".

En esta nota