Luego de que el Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, confirmara el despido de 354 trabajadores de la agencia de noticias Télam, el presidente del medio, Rodolfo Pousá, brindó una repudiable explicación para justificar la medida.

“Nuestro objetivo es profesionalizar la agencia. Hubo un núcleo duro que no se sumó a esto y que decidió mantenerse con un perfil muy ideológico (sic)”, indicó Pousá en declaración a Luis Majul en Radio Berlín.

Embed

En ese sentido, el director señaló que los más de 350 empleados despedidos formaban parte de un sector que se mostraba “con un perfil muy ideológico”. Tras los hechos, los trabajadores tomaron medidas de fuerza con la ocupación pacífica del edificio.

Asimismo, Pousá minimizó los reclamos: “Muchos de los paros que nos hicieron no tenían nada que ver con lo que ocurría con la agencia. Se sumaban a medidas de la CGT y la CTA sólo para confrontar con las autoridades”.

En esta nota