El Gobierno va por una nueva reforma previsional para terminar de destrozar el ingreso de los jubilados.

El macrismo va por todo tras el acuerdo final con el Fondo Monetario Internacional. En febrero se había reglamentado una ley aprobada en diciembre en medio de la tensión social.

Ahora, el Gobierno puso en la discusión con las provincias del nuevo presupuesto 2019 la propuesta de un nuevo cálculo del aumento a las jubilaciones.

Así lo revela el diario Clarín. "Se trata de la propuesta más audaz que les pudieron sugerir los funcionarios nacionales a las provincias, en las rondas de conversación que ocuparon el centro de la actividad en una semana sin reuniones de coordinación, ni grandes gabinetes", afirma.

Además el matutino cuenta: "La propuesta avanza en un formato que desindexe las jubilaciones y las desenganche de la inflación, algo que quedó contenido en la última reforma del sistema previsional, la que produjo una fórmula de actualización que sumaba a esa indexación a millones de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo".

Quienes representan a distritos de la oposición son más que escépticos sobre el trámite que tendría, en el Congreso, una nueva reforma previsional a la baja.

"La mayoría admite entender que un sistema previsional que se actualiza por inflación es una indexación fatal de buena parte del gasto nacional, pero también reconocen que ningún partido ni dirigente — oficialista u opositor — querrá levantar la mano para una ley que repita el debate de la última reforma, que se logró por un acuerdo entre el oficialismo y el llamado peronismo racional", afirma.

En diciembre del año pasado la reforma se votó en Diputados en medio de incidentes y fuertes protestas de movimientos sociales y políticos.

En esta nota