Las prepagas quieren un tarifazo del 26% tras el aval de la Justicia

Las empresas del sector buscarán aplicar un aumento que lo lleve al 32% este año. Sostienen que seguirán buscando un aumento por consenso pero sin dejar de apelar en la Justicia. 

15 de julio, 2021 | 11.57

Luego de que el juez a cargo del Juzgado Contencioso Administrativo Federal 7, Pablo Gabriel Cayssials, hiciera esta semana parcialmente a la medida cautelar solicitada por un grupo de empresas de medicina prepaga para que no se limiten los aumentos de las cuotas, las empresas del sector buscarán aplicar un aumento del 26 por ciento. El fallo establece, no obstante, que el Ministerio de Salud y las empresas de medicina prepaga deberán establecer cuáles serán los próximos incrementos en las cuotas. El aumento autorizado rondaría el 8 por ciento y se sumaría a la suba acumulada del 14% en lo que va de 2021 y del 10 por ciento correspondiente a 2020.

Si bien el juez no habilitó el aumento inmediato del 9,77 por ciento que habían planteado inicialmente las empresas de medicina privada, también dejó suspendidas las resoluciones del Gobierno Nacional que habían frenado subas. El juez no habilitó el aumento inmediato del 9,77 por ciento que habían planteado inicialmente las empresas de medicina privada, pero también dejó suspendidas las resoluciones del Gobierno Nacional que habían frenado subas. Las prepagas podrían estar habilitadas pronto a aumentar un 26 por ciento, según declaró a TN el presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS), Claudio Belocopitt.

El juez Cayssials había rechazado hace dos semanas un amparo para aplicar un ajuste "inmediato" de casi 10 por ciento.  En una nueva presentación de las empresas, entre las que encabezan Swiss Medical, OSDE y Galeno Argentina, el juez Cayssials ordenó suspender las resoluciones 1787/20 y 2988/20 del Ministerio de Salud. En ellas se había dispuesto un tope a los aumentos del 10 y y 7 por ciento respectivamente. El juez declaró su competencia para entender en el tema vinculado con el dictado de una acción de amparo que habilite el aumento y emplazó al Ministerio de Salud de la Nación a responder. 

El magistrado consideró que la pretensión de aumentar un 9,77 por ciento debe ser desestimada. “Ello así, en tanto asiste razón al Ministerio de Salud de la Nación, toda vez que de accederse a lo pretendido por las actoras se estarían interfiriendo facultades propias y privativas de otro poder del Estado; en tanto no corresponde a la judicatura establecer el valor de las cuotas de las Empresas de Medicina Prepaga”. "Ello implica que el ejercicio de facultades discrecionales por parte del órgano administrativo sea ajeno al escrutinio judicial”, agrega. 

El sector privado entiende que quedaría allanado el camino para aplicar esa suba de dos dígitos, que surge de su pedido inicial (32 por ciento) menos lo que ya se les otorgó con consentimiento de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), el organismo a cargo de regularlas. “Nuestra demanda nunca fue bien entendida: lo que pedimos desde el inicio es que el Gobierno cumpla lo que la propia ley indica", insistió Belocopitt. De todos modos, indicó que las prepagas no desean llegar a la instancia de alcanzar ese aumento sin consenso, a través de la Justicia. 

Por el momento, continuarán con el proceso judicial, porque todavía falta que la sentencia esté firme, y antes de eso, seguramente habrá una apelación por parte del Gobierno. Por otro lado, esperan que la Superintendencia convoque a las compañías al diálogo, sobre todo teniendo en cuenta que en pocos días vence la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo horas antes de que iniciara un paro del gremio de Sanidad, que reclama un aumento del 45 por ciento.

 

Las más vistas

LA FERIA DE EL DESTAPE ►