La recuperación económica se la quedaron "5 vivos" en Argentina y en el mundo

09 de abril, 2022 | 00.05

Desde OCIPEx venimos alertando sobre el aumento de la desigualdad en tres planos: entre Estados fuertes y débiles, entre grandes corporaciones y Estados, y a nivel social, donde los pobres son cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos; desigualdad que se acrecienta si incorporamos perspectiva de género y etaria.

Definitivamente la apropiación de la riqueza es una expresión de las relaciones de poder. Como muestra un estudio reciente del Laboratorio de las Desigualdades Mundiales, el 10% más rico de la población tiene el 76% de la riqueza mundial. Durante 2021, las 10 personas más ricas del mundo, entre los que se encuentran los dueños de las principales empresas tecnológicas (Elon Musk, Jeff Bezzos, Bill Gates, Mark Zuckerberg), aumentaron sus ganancias en U$ 401 mil millones, el equivalente al PBI de Argentina. En esta línea, las principales empresas tecnológicas tuvieron un 56% más de ganancias en este último año.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Desde OCIPEx venimos sosteniendo que la pandemia afectó a los sectores más pobres de las sociedades, pero también a las clases medias a nivel global. Este problema mundial, se expresó con también en la Argentina. El 18 de diciembre de 2020 Cristina Fernández de Kirchner planteó en un acto del Frente de Todxs en La Plata que en el 2021 íbamos a crecer, y advirtió “pero ojo, yo no quiero que ese crecimiento se lo queden tres o cuatro vivos nada más. Para esto, me parece que hay que alinear salarios y jubilaciones, obviamente, precios, sobre todo los de los alimentos y tarifas.”

Definitivamente eso fue lo que sucedió. La actividad económica creció y existieron aumentos salariales en línea con la inflación, pero ese crecimiento récord a nivel mundial se lo quedaron 4 o 5 vivos.

La participación de los trabajadores y las trabajadoras en el total del Valor Agregado Bruto es un buen indicador para mostrar la distribución cada vez más desigual de las ganancias. Respecto al primer trimestre de 2016 los asalariados tuvieron una participación un 21% menor  la riqueza generada. Inclusive, si lo analizamos respecto al último trimestre del gobierno de Cambiemos, estamos un 7% abajo.

Es importante resaltar que los sectores donde en mayor medida el empresariado se apropió de la renta, son aquellos que tuvieron una gran recuperación de su actividad, como el industrial, el minero y el de la energía, y en aquellos de mano de obra intensiva como el comercial

En el sector industrial, los trabajadores y las trabajadoras tienen una participación 42% menor en las ganancias respecto a 2016. Pasaron de apropiarse de casi de la mitad de la “torta” a menos del 30%. De los 21 sectores relevados por el Indec, 14 poseen peor distribución de las ganancias respecto a 2016.

Para graficar de mejor manera como esta recuperación fue apropiada por un sector pequeño y concentrado, colocamos en un mismo gráfico el nivel de actividad económica, la cantidad de puestos de trabajo y la participación de los trabajadores y la trabajadoras en el valor agregado, y los comparamos con los valores del primer trimestre de 2016. Como se puede apreciar, la actividad económica se recuperó de la pandemia, los puestos de trabajo se sostuvieron, pero la distribución de la renta se tornó cada vez más desigual. Más allá de que la actividad económica industrial se encuentra casi un 10% por encima respecto al inicio del gobierno de Cambiemos, la cantidad de puestos de trabajo es un 11% menor. Respecto a diciembre de 2019, en el tercer trimestre de 2021, la cantidad de puestos industriales se recuperó totalmente. Sin embargo, la apropiación de la ganancia de esa recuperación fue casi exclusivamente a parar al sector patronal. Por ejemplo, en el sector industrial manufacturero, durante el 2021, la riqueza generada fue apropiada, en su mayor parte, por el empresariado.

Para darnos una idea concreta de esta distribución cada vez más desigual de la riqueza entre los dueños de las grandes empresas y los sectores trabajadores sólo hace falta mirar los balances de las grandes compañías. En 2020 y 2021 la empresa Ternium, (parte del grupo Techint) la principal y casi monopólica productora de la siderurgia argentina aumentó sus ganancias en un 715%. En 2020 tuvieron beneficios por $ 18,8 mil millones y en 2021 por $ 134,9 mil millones. La empresa Tenaris, también del grupo Techint, la metalúrgica subsidiaria del Grupo Techint de Paolo Rocca, obtuvo resultados netos por US$ 2.057 millones en el último trimestre de 2021, una suba de 82% interanual.

En medio de un contexto de crisis producida por las consecuencias del macrismo, la pandemia del Covid-19 y una guerra que generó un cimbronazo sobre los principales precios de commodities del mundo, es necesario tomar medidas fuertes que apunten a recuperar los ingresos de los trabajadores y las trabajadoras, a la par que se garantiza la recuperación de la actividad económica.

MÁS INFO
Sofía de Nícolo

Directora del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (OCIPEx), especialista en RRII.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►