El Gobierno centraliza el ataque a la inflación en Economía y el Banco Central

Con la incorporación de la Secretaría de Comercio a su órbita, las prioridades de Guzmán serán anclar expectativas y cortar la inercia de subas.

22 de mayo, 2022 | 21.53

El Gobierno decidió centralizar el ataque a la inflación en el Ministerio de Economía y el Banco Central. Anclar expectativas y cortar la inercia de subas será la prioridad que encarará Martín Guzmán en esta nueva etapa. No obstante, el Ejecutivo todavía no plantea un abordaje más frontal para resolver los aumentos especulativos y denuncias de desabastecimiento de las grandes corporaciones que amasan ganancias extraordinarias con las remarcaciones.

Guzmán interpreta a la suba de precios como “multicausal” aunque, hasta el momento, el abordaje de los factores comerciales se encontraba en manos de otra dependencia. El pase de la Secretaría de Comercio de Roberto Feletti desde Desarrollo Productivo al Palacio de Hacienda se pensó con el objetivo de que los economistas puedan atacar en conjunto el problema de la inflación como asunto central de la política económica. Esto deja a la vez que Matías Kulfas se enfoque con mayor exclusividad en la industria, el sector que brinda indicadores de expansión y de recuperación, aunque no sin sus desafíos propios.

Los titulares de ambas carteras económicas coincidieron en una necesidad de reorganizar la estructura de sus ministerios. El viernes, la oficina de Feletti, que dependía de Desarrollo Productivo pasó a la órbita de Guzmán. El economista se mantendrá en el cargo, dado que consideran “trabajo importante, valioso” el que realiza, pudo saber El Destape.

Los ministros consideraron conveniente llevar adelante cierta reorganización. “La idea es que el tema inflación quede centralizado en Ministerio de Economía y el Banco Central”, explicaron a este medio altas fuentes. “Ahora es momento para atacar de una forma más precisa, en un contexto cambiante, el problema inercia inflacionaria”, precisaron. La economía transita una fuerte recuperación, lo que, interpretan desde Hacienda, requiere el ordenamiento de las expectativas.

Guzmán interpreta que existen factores positivos que le juegan a favor en el abordaje de la inflación. En primer lugar, no puede dejarse de lado que las reservas se fortalecen y apuntan a seguir en ese sendero. Fuera de este análisis queda, sin embargo, que se podrían acumular a un ritmo mayor si las corporaciones no giraran divisas a guaridas fiscales por auto-préstamos con compañías que pertenecen a sus estructuras opacas.

El mandamás de Economía ve una política fiscal en proceso de ordenarse, una emisión en baja y una brecha cambiara que descendió del 120% al 75% en tan solo dos meses. Asimismo, el Gobierno avanza en las subas de tarifas de acuerdo a su programa y las últimas paritarias que cerraron buscan que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo este año.

A pesar de todo, en el entorno de Guzmán admiten que las expectativas no quedaron ancladas por el contexto de la guerra en Ucrania y la situación política que se dio tras la firma del acuerdo con el FMI. Este “pudo generar dudas”, caracterizaron ante la renuncia de Máximo Kirchner a la jefatura del bloque del Frente de Todos en Diputados y los reclamos de un sector importantes de la coalición de plantear un waiver con el Fondo para resolver primero la deuda interna con la población más vulnerable.

El equipo de Economía confía que para atacar el componente inercia que permite que persista el proceso inflacionario se requiere un ordenamiento de las expectativas. A partir de esta modificación en el ministerio se articulará a través de la relación con Feletti. Continuarán adelante con la agenda que mantenían, pero también habrá adaptaciones de políticas de precios que anunciarán en las próximas semanas.

La centralización de la cuestión de los precios e inflación entre Economía y el BCRA requiere que la política de precios quede en Yrigoyen 250. Apuestan a que esto ayude a que la política de precios sea un ancla y al resto de la macroeconomía se ordenen. “El objetivo es ir construyendo más credibilidad sobre el programa económico”, explicaron a El Destape.

El 7 de junio se actualizará la canasta de Precios Cuidados, de acuerdo al cronograma trimestral lanzado por Comercio. La idea de Guzmán será ordenar la situación en la que la brecha cambiaria quedó alta y generó problemas de abastecimiento.

En una entrevista en Radio Con Vos, Alberto Fernández reveló que el jueves se juntó a cenar en Olivos con el dueño de Arcor, la mayor alimenticia del país, que retiene una posición dominante en múltiples rubros y gracias a las remarcaciones de precios amasó $ 19.900 millones de ganancias en 2021. “Tuve una charla muy larga con (Luis) Pagani y le planteé el problema de los precios de los alimentos", contó el Presidente.

"Le explicaba que teníamos que hacer algo para que en la Argentina los precios recuperen su precio interno más allá de lo que cuesta su valor de exportación de alimentos o cereales", agregó. Lo mismo hizo semanas atrás con Paolo Rocca, el patrón de Techint.

Cambios también dentro de Desarrollo Productivo

El traspaso de la Secretaría de Comercio a Economía excluirá algunas funciones específicas que pasarán a depender de la Secretaría de Industria en el Ministerio de Desarrollo Productivo. El enroque entre Guzmán y Kulfas involucró también el pase en sentido contrario del Fondo de Capital Social (FONCAP), que dependerá ahora de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa, que conduce Guillermo Merediz.

Con el objetivo de coordinar planes de inversión y generar planes estratégicos se creará la Coordinación Nacional de Empresas Públicas Industriales (CONEPI). El Ministerio de Desarrollo Productivo tendrá a partir de ahora representantes en ciertas empresas públicas industriales, lo que le permitirá incidir directamente sobre decisiones clave de ellas.

Finalmente, se creará el Consejo Nacional de Desarrollo Siglo XXI (CONADE XXI) con el fin de institucionalizar el ámbito de planificación del desarrollo productivo y la formulación, implementación y monitoreo del Plan Argentina Productiva 2030, cuyo director ejecutivo será Daniel Schteingart. Todo esto le permitirá a Kulfas tener presencia en áreas de decisiones importantes del desarrollo producción en Argentina.

Por otra parte, se jerarquizará a la actual Subsecretaría de Economía del Conocimiento, que pasará a tener rango de Secretaría, con una ampliación de sus funciones. Asimismo, pasará a tener rango de Subsecretaría el área de Desarrollo de Proveedores y Compre Argentino.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►