¿Qué son las criptomonedas, cómo se operan y qué las regula?

El bitcoin desde 2013 a la fecha pasó de 200 a casi 50.000 dólares. Los poseedores de esta moneda tienen una billetera virtual en una aplicación y desde allí hacen las transacciones a otras.

30 de agosto, 2021 | 00.05

En los últimos años comenzaron a proliferar, como consecuencia de la pérdida de credibilidad en los bancos luego del crac de 2008, los activos tecnológicos que escapan a la regulación global y ofrecen un medio ágil de transacción e inversión. Las criptomonedas son  monedas descentralizadas, en las que todos y nadie tiene el control, y que permite transacciones de forma casi anónima. Los poseedores de esta moneda tienen una billetera virtual en una aplicación y desde allí hacen las transacciones a otras. Desde 2013 a la fecha pasó de 200 a casi 50.000 dólares. 

¿Qué son los criptoactivos?

El sistema de criptomonedas opera como una cuenta con créditos, los que se obtienen mediante distintos mecanismos, aunque el más usual es trocarlo por dólares o euros, y permite puntuales transacciones digitales. 

Cada vez que alguien hace un intercambio financiero utilizando, por ejemplo, bitcoins la información circula por la red y los nodos deben hacer una validación de la misma por medio de una compleja operación matemática. A cambio de este trabajo se obtienen bitcoins como recompensa, aunque en forma decreciente ya que el sistema está diseñado para que los últimos se produzcan en 2033.

La moneda se va generando por el propio sistema en la red a partir de la resolución de acertijos criptográficos que aseguran y limitan las transacciones, lo que se denomina minería.

¿Qué es una cadena de bloques?

Supongamos que una persona envía dinero a otra de forma digital. Esa transacción se registra contablemente como un bloque de datos, el cual se transmite todas las partes de la red (o nodos). Estos nodos aprueban la transacción al recibir la orden de operción y ese bloque de registro se añande a la cadena sin intermediarios.

La cadena de bloque (blockcahain) se convierte así en un gigantesco libro de cuentas en los que los registros (los bloques) están enlazados y cifrados para proteger la seguridad y privacidad de las transacciones. 

El control del proceso es de los usuarios, no de los bancos. Esta base de datos está distribuida y se puede aplicar a todo tipo de transacciones que no tienen por qué ser necesariamente económicas. Esa cadena de bloques tiene un requisito importante: debe haber varios usuarios (nodos) que se encarguen de verificar esas transacciones para validarlas y que el bloque correspondiente a esa transacción se registre en ese gigantesco libro de cuentas.

¿Qué es la minería?

Cuando un bloque ya no admite más transacciones debe "validarse" o "sellarse", lo que se conoce como minería de bitcoin. Ese minado de bloques consiste en la realización de una serie de complejos cálculos que requieren de mucha potencia en infraestructura informática para que interceptar el proceso de registre de forma permanente en la cadena de bloques.

Añadir nuevos bloques es un proceso cada vez más costoso. El sistema contempla una emisión máxima asintótica de 21 millones de monedas.  En la red los mineros reciben avisos de nuevas transacciones y las reúnen en un nuevo bloque, pero lo hacen además compitiendo con otros mineros, porque el primero que logra crear un bloque válido y lo sella recibe criptomonedas por ese servicio. 

¿Cómo se opera?

Para operar con criptomonedas se puede recurrir a una plataforma de cambio en la cual se abre una cuenta virtual para poder comprar y vender el activo.

En la Argentina existen varias empresas que ofrecen este servicio, entre las que se destacan las plataformas de Ripio, Satoshi Tango, CryptoMarket, SeSocio, Bitso, Bitex, ArgenBTC y Buenbit, entre otras. Para registrarse se solicitan los datos personales, foto del DNI y una selfie para "comprobar la identidad del usuario". 

¿Cuántas existen?

El sistema que dio inicio a la revolución de criptoactivos fue creado por Satoshi Nakamoto en 2009, a partir del protocolo P2P, que permite el intercambio directo de información, el mismo que se utilizaba para compartir archivos como música y video. 

Actualmente existen más de 1.600 criptomonedas o tokens digitales ofrecidas en las principales, medianas y especializadas plataformas de intercambio, aunque las que tienen relevancia en cuanto a volumen de liquidez son 20 o 30.

Las más populares y con mayores subas en agosto en criptomonedas fueron Bitcoin (BTC), Cardano (ADA), Ethereum (ETH), Binance Coin (BNB), Solana (SOL), entre otros criptoactivos que volvieron a impulsar la capitalización de mercado del sector por encima de los 2 billones de dólares.

¿Qué son los tokens?

Existen distintos tipos de activos como monedas estables, monedas de valor, tokens, criptobonos, criptodividendos y stock tokens, entre otros. Los tokens podrían resumirse como una acción de una empresa, pero sin derechos más que beneficios. 

Los tokens tiene un valor hipotético directamente asociado al proyecto empresarial que las crea. Si al proyecto le va bien, como suponen los inversores le sucederá al PSG con la llegada de Lionel Messi, las criptomonedas en las que se basó su financiación ganan valor y eso les asegura un alto retorno. 

El componente especulativo es muy elevado.

¿Qué los regula?

Nada. Las criptomonedas, a diferencia de los sistemas de pagos y de inversión tradicionales, no están reguladas ni controladas por ninguna institución y no requieren de intermediaros en las transacciones. 

Se usa una base de datos descentralizada, blockchain o registro contable compartido, para el control de estas transacciones. Su precio se calcula en función de la oferta y de la demanda y del "compromiso de los usuarios". Por esto último es que declaraciones de grandes magnates inversores sobre sus consideraciones sobre este tipo de activos los hace subir o bajar abruptamente. 

Ese valor se forma en ausencia de mecanismos eficaces que impidan su manipulación,  como los presentes en los mercados regulados.

¿Pagan impuestos?

El panorama normativo en la Argentina en relación a los criptoactivos desde una óptica fiscal sigue estando austente. No existe una norma que defina el concepto de moneda virtual de una forma clara y concisa.

Córdoba fue la primera provincia en gravar a los criptoactivos en el impuesto sobre los Ingresos Brutos. El código fiscal cordobés establece tributos sobre la prestación de servicios de cualquier naturaleza, vinculados directa o indirectamente con operatorias relacionadas con monedas digitales. }

También en Misiones, Catamarca y La Rioja se avanza con reglamentaciones sobre las criptomonedas.

¿Dónde se aceptan?

Estos activos ya tienen presencia de cajeros que operan con bitcoins y dólares, desde el primero instalado hace tres años. Están instaladas ya 12 terminales en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza.

¿Se pueden dolarizar?

Estas monedas digitales se almacenan en billeteras virtuales en la propia computadora o en servicios centralizados. Este sistema permite el pago con un simple mail. Existen varios mercados en los que transar BitCoins. Para realizar un pago sólo se requiere introducir el código del monedero (cuenta) de destino y la cantidad a transferir.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►