Precios: la suba de los alimentos empuja la inflación de febrero

Luego del importante incremento registrado durante enero, los productos de consumo básico marcan el ritmo ascendente de los valores de la economía.

16 de febrero, 2021 | 14.31

De acuerdo a los incipientes números del mes, los precios de los alimentos empujan la inflación de febrero. Luego del importante incremento registrado durante enero, los productos de consumo básico marcan el ritmo ascendente de los valores de la economía.

Según un informe de la organización Consumidores Libres que dirige Héctor Polino, el relevamiento efectuado en supermercados y negocios barriales de la ciudad de Buenos Aires, tuvo un aumento del 2,99% durante la primera quincena de febrero. Concretamente, la entidad se enfocó sobre el precio de los 21 productos de la llamada “canasta básica de alimentos”.

En diálogo con El Destape, Polino se refirió a lo que se espera para los próximos 15 días: “Siempre en la segunda quincena se produce una disminución del porcentaje de aumento de precios en relación a la primera, pero aumentos van a haber y serán importantes”.

Hay una inercia inflacionaria instalada en la sociedad, por las dudas se van remarcando los precios. Además, la variación del tipo de cambio impacta sobre todos los productos y hay mucha especulación”, analizó Polino. Y sumó: “Tampoco se cumplen ni se hacen cumplir las normas vigentes que protegen los derechos de los consumidores, ni se aplican las sanciones para los incumplidores”.

Respecto a los precios de productos de almacén, en general subieron 3,09%, con fuertes alzas para el aceite de girasol (8,33%), el kilo de yerba (3,85%) y el sachet de leche (2,74%). En tanto, la fruta y la verdura aumentaron 0,52%.

Desacuerdo de carnes

En cuanto a los cuatro cortes de carne vacuna, que se midieron en carnicerías por fuera del acuerdo oficial, los incrementos promedio llegaron al 3,95% en la Ciudad de Buenos Aires. La bola de lomo se remarcó 2,94%; el asado, 3,39%; paleta, 3,57%; y la carne picada común, 6,67%.

Al ser consultado por este medio por el acuerdo rubricado por el Gobierno para frenar la sangría de aumentos en la carne, Polino aseguró que “es una medida parcial para enfrentar el problema, no se venden en todos los comercios ni se comercializa todos los días, la cantidad de carne vacuna ofrecida es mínima y equivale al 10% del total de la faena, lo cual alcanza para un millón de consumidores”.

“El 50% de la carne vacuna se exporta, los exportadores colocan el resto de la carne al mismo precio de venta del mercado internacional. Hay que desacoplar porque los trabajadores y los jubilados cobran en pesos”, finalizó Polino.

Pesimismo inflacionario

La consultora LCG destacó que, en la segunda semana de febrero, la suba de precios de los alimentos promedió 0,7%, desacelerándose 0,23% respecto a la semana anterior. En el documento, puntualizó que las carnes en general aumentaron 1,3% y "las bebidas e infusiones", un 1%, seguido por las frutas con el 0,6%. El 9% de la canasta relevada presentó aumentos de precio, en línea con la segunda semana de enero.

"El índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual promedio de 5% en las últimas cuatro semanas y 4,7% medida punta a punta en las mismas semanas. Estos niveles de precios dejan un arrastre para lo que queda de febrero de 3,5%", añadió LCG.

Teniendo en cuenta la ponderación del rubro alimentos y bebidas en el índice de precios al consumidor, este sostenido incremento de precios pone presión al IPC general. Dependiendo de las diversas regiones del país, alimentos y bebidas influye entre 23,5% y 35% del índice total.

Por su parte, la Asociación de Empresarios Nacionales realizó una encuesta sobre la inflación prevista para el 2021 por las pymes: ocho de cada 10 empresarios considera que la misma será superior al 30%. Esto quiere decir que manejan expectativas superiores a lo proyectado por el Gobierno en el Presupuesto 2021 que es del 29%.

Sobre el precio de los alimentos, la opinión del sector es predominantemente de desaprobación. Un 43,59% desaprueba totalmente cómo "se han administrado estos precios", mientras que un 31,61% lo desaprueba parcialmente y sólo un 23,79% lo aprueba.

“Los empresarios pyme sabemos que el aumento en el precio de los alimentos repercute directamente en las expectativas salariales, allí radica la relevancia sobre esta situación que debería urgentemente corregirse a lo largo del 2021”, sintetizó el documento emitido por la entidad.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►