Por efecto de la pandemia las ventas minoristas cayeron en junio un 34,8% interanual

La baja fue menos pronunciadas que la registrada en mayo, según un relevamiento de CAME. En sector destacan la apuesta al Ahora 12 como motor del consumo post pandemia.

05 de julio, 2020 | 18.57

Las ventas minoristas cayeron en junio un 34,8 por ciento frente a igual mes de 2019, un descenso marcado por la continuidad de la cuarentena para intentar frenar el avance del coronavirus. La baja fue menos pronunciadas que la registrada en mayo, según un relevamiento dado a conocer este domingo por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Los empresarios del sector celebran la apuesta al Ahora 12 como motor del consumo post pandemia.

"Salir del closet y conquistar el mundo"

La caída en el tercer mes y medio de aislamiento se notó tanto en la modalidad online como en locales físicos. Más allá que algunas ciudades del interior del país, con casos controlados de Covid-19, comenzaron a activar sus actividades comerciales, aunque lentamente.  Sin considerar las actividades esenciales (Alimentos y bebidas, Farmacias y Ferreterías), la baja se ubica en 43,1 por ciento.

Según el informe de la CAME, "todos los rubros medidos declinaron frente al menor consumo generalizado que provoca la caída en los ingresos, la menor circulación de gente en las calles, y la incertidumbre". De esta manera, en los primeros seis meses del año, el comercio minorista pyme acumula así un derrumbe anual de 32,5 por ciento frente a igual semestre de 2019.

La mayor retracción en las ventas se sintió en el AMBA, donde el expendio minorista descendió 49,3 por ciento afectado por los controles más estrictos, que generaron menor cantidad de locales abiertos y menos circulación de gente comprando. Al ser la zona de mayor concentración de casos positivos por coronavirus, la actividad comercial sigue siendo muy baja, sobre todo, en los rubros no esenciales.

"Es un aliciente a que la gente con el salario y con el medio aguinaldo que seguramente se va a cobrar de manera escalonada pueda consumir en comercios como textil, calzado, marroquinería y línea blanca", opinó el presidente de la Confederación General Empresaria (CGERA), Marcelo Fernández. Si se miden las ventas en el segmento no esenciales, la caída en el AMBA fue de 60,7 por ciento, mientras que en el resto del país, en cambio, las ventas declinaron un 20,3 por ciento.

El titular de la Cgera señaló que el programa de Ahora 12 ayudará a "mantener el alicaído consumo pero además da una perspectiva futura ya que después de la inactividad la crisis es fuerte y hay que salir de esta recesión que nos generó la Covid". En la misma línea de apoyo al programa se manifestaron este el secretario de la Cámara Argentina de Comercio, Mario Grinman, y el titular de Fecoba, Fabián Castillo, según declaraciones recogidas por la agencia de noticias Télam.

De acuerdo con un informe del Ministerio de Desarrollo Productivo, en mayo, en el marco la emergencia sanitaria por Covid-19, las ventas del programa llegaron a 38.568 millones de pesos, un 68 por ciento por encima de las registradas durante abril (22.949 millones de pesos). La expansión de las compras online y la ampliación de rubros en la última renovación del Programa impulsaron las ventas, que se consolidaron en las categorías relacionados al hogar: línea blanca, materiales para la construcción, muebles y colchones.

 

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►