Por la suba de la carne, impulsarán una "dieta" con pollo y cerdo

Frente al aumento en el precio de la carne vacuna, los ministerios de Desarrollo Productivo y Agricultura preparan un plan conjunto para impulsar la producción de cortes alternativos.

08 de mayo, 2022 | 00.05

Ante la fuerte suba del precio de la carne vacuna y los deficientes intentos por frenar esta escalada de aumentos, en el Gobierno buscan promover la diversificación del consumo para ampliar la demanda de pollo, cerdo y otro tipo de cortes. Con el objetivo de revitalizar esta clase de industrias, se espera que el Ministerio de Desarrollo Productivo y el Ministerio de Agricultura realicen un anuncio conjunto la semana que viene como puntapié inicial a una serie de políticas que promuevan un cambio profundo a largo plazo.

Los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, avanzarán con el plan "Carnes Complementarias Industrialización Avícola", que tiene por objetivo potenciar y modernizar la cadena de valor avícola y aumentar en un 15% la producción de carne aviar en los próximos 5 años. Para la aplicación del plan, el Gobierno conformará una mesa técnica de trabajo y de financiamiento para la construcción de políticas públicas que permitan un mayor volumen de toneladas de carne avícola, tanto para consumo interno como para exportación.

En los próximos cinco años se va a invertir en la modernización de 1.200 galpones y se otorgarán beneficios a las granjas avícolas integradas, con la idea de elevar el volumen de producción un 15% (actualmente se producen 2.400.000 toneladas). El anuncio del lanzamiento se efectuaría en la provincia de Entre Ríos y contaría con la presencia de los principales funcionarios de cada cartera.

Según pudo saber El Destape, se lanzaría el apoyo de 2.500 millones de pesos en créditos destinados para reconvertir la capacidad de las granjas. Además, en las oficinas del Ministerio se piensa en otorgar líneas de crédito al sector porcino, el ovino y el caprino para estimular la visión de diversificación del consumo interno.

En una extendida conferencia de prensa, Domínguez encabezó durante la semana la presentación de los principales lineamientos del Plan GanAr, que pretende mejorar la productividad del stock ganadero con una planificación con vista al 2030. En ese marco, expresó: "Soy un ministro peronista y quiero que el pueblo consuma todo lo que pueda, que coma carne. Pero queremos diversificar el mercado de consumo, y es una meta que tenemos incluso desde cuando la vicepresidenta, Cristina Kirchner, lideraba el gobierno y yo era funcionario".  

Y en la misma sintonía, el secretario de Agricultura y Ganadería, Matías Lestani, agregó que con el crecimiento demográfico poblacional, si se mantenía un nivel de consumo similar al del 2015 sin crecimiento del stock ni de la producción, en 2032 el país se hubiera quedado sin saldo exportable.

Este proyecto del Gobierno es impulsado en un momento donde el consumo de los cortes bovinos se encuentra en piso preocupante. En paralelo, la demanda de pollo creció durante los últimos años e incluso llegó a equiparar al de la carne vacuna durante el año pasado, al ubicarse entre los 47 y 48 kilos. Aunque el precio del pollo tuvo un alza intermensual del 15,1% en marzo respecto a febrero según un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), todavía es una opción más económica que los cortes de carne roja.

La carne no para de subir

De acuerdo a un informe de la consultora LCG, el costo de la carne vacuna se incrementó 7,3% en abril, lo cual profundizó la suba que se registró en marzo. Según el relevamiento del IPCVA, en marzo se detectaron subas alarmantes en los siete cortes que no se pueden exportar y que se encuentran dentro del acuerdo de “Cortes Cuidados” por 6000 toneladas mensuales, del cual participan varios frigoríficos exportadores y supermercados.

En concreto, las variaciones mensuales e interanuales fueron respectivamente de 8,6% y 59,9% en el vacío; 7,8% y 58,8% en el asado; 9,8% y 56,3% en la falda; 8,6% y 57,6% en el matambre; 6,6% y 56,3% en la tapa de asado; 7,7% y 57,2% en la nalga; y 9,5% y 58,1% en la paleta.

Además, también hubo fuertes aumentos del 8,5% intermensual y 60% interanual en promedio. Las alzas más relevantes se produjeron en lomo (10,1% intermensual y 76,3% interanual), osobuco (11,7% y 67,2%), colita de cuadril (7,5% y 67%), peceto (6,4% y 63%), y bife ancho (8,2% y 63%).

De esta forma, la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) informó en su último informe que el promedio móvil de doce meses señaló un consumo aparente de carne vacuna por habitante de 47,7 kg/año. En términos interanuales se observó una disminución de 2,7% (-1,3 kg/hab/año), que llegó a 12% cuando se contrasta con los doce meses finalizados en marzo de 2019.

Con este escenario, la Secretaría de Comercio Interior viene de actualziar los precios de los siete cortes comprendidos en el acuerdo que se extenderá hasta fin de año en un millar de bocas de expendio en todo el país. En la resolución el organismo a cargo de Roberto Feletti comunicó los listados de precios recomendados para los cortes de carne. Los nuevos precios fueron acordados con representantes de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), el consorcio de exportadores ABC y frigoríficos de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA) y la Unión de la Industria Cárnica Argentina (UNICA).

Con la actualización, para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y el resto del país, con excepción de la Patagonia, los precios por kilo están fijados de $ 679 para el asado de tira, $ 815 para el vacío, $ 810 para el matambre, $ 449 para la falda, $ 679 para la tapa de asado, $ 859 para la nalga y $ 699 para la paleta.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►