Indec: se estancó la conectividad a internet en 2021 y preocupa la falta de aplicación de la PBU

El Indec informó que no hubo grandes cambios en 2021 respecto a la cantidad de hogares que poseen internet o computadora. La PBU que anunció el Gobierno nunca pudo ser aplicada de forma plena por los embates judiciales.

16 de mayo, 2022 | 18.24

De acuerdo al último informe que difundió el Indec, en el cuarto trimestre de 2021 se registró que el 64,2% de los hogares urbanos tiene acceso a computadora y el 90,4%, a internet. En comparación con el mismo periodo de 2020, no hubo modificaciones significativas. En este marco, las restricciones judiciales impiden otorgar la Prestación Básica Universal a millones de personas.

Además, los datos muestran que, en la Argentina, 88 de cada 100 personas usan teléfono celular y 87 de cada 100 utilizan internet. Estos valores representan apenas un leve incremento en relación con el año anterior.

De acuerdo con el relevamiento, en 2021 huvo 26,2 puntos porcentuales (p.p.) más de hogares que acceden a internet que a una computadora. Esta diferencia es similar a la del año anterior. Cabe recordar que en 2019, la diferencia fue de 22 p.p., y en 2018 fue de 17,3 puntos.

Hay pocas diferencias porcentuales, menor al 2%, en el acceso hogareño a internet, computadoras y celulares entre aglomerados de 500.000 y más habitantes respecto de aquellos de menos de 500.000. Los aglomerados más pequeños tienen mayor acceso a internet y a celulares y menor uso de computadoras que los aglomerados de 500.000 y más habitantes.

En el análisis regional, la región de La Patagonia registra el mayor acceso de los hogares a internet (92%) y supera por casi 5 puntos a la media nacional. También se observa que esa región tiene la mayor incidencia de uso de computadoras (45,6%) y celulares (92,0%), respecto de las demás regiones del país.

En cuanto al acceso a computadoras, siguen a la Patagonia, la región Pampeana (43,7%) y el GBA (43%). En el caso de internet, la diferencia de acceso entre los distintos aglomerados urbanos tiene menor dispersión, y se destaca que los conglomerados que se encuentran más al sur.

El celular es la tecnología con mayor uso: 88 de cada 100 habitantes cuentan con teléfono móvil (el 88,1% de la población de los aglomerados relevados, 0,2 p.p. más que en el mismo período del año anterior). Los aglomerados urbanos con mayor incidencia en el uso de telefonía móvil fueron Río Gallegos, Río Cuarto y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde más del 94% de la población la utiliza.

La PBU nunca se pudo aplicar

Debido a las trabas judiciales que impusieron las compañías líderes del mercado de las telecomunicaciones, la aplicación de la Prestación Básica Universal (PBU) es nula en la actualidad. El esquema de rebaja de costos debería alcanzar a un universo de posibles beneficiarios que se proyecta a 19 millones.

Entre los potenciales usuarios se incluye a los jubilados que ganan el haber mínimo, trabajadores que cobren un monto equivalente a dos salarios mínimos, las personas beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo, así como también sus hijos e hijas de entre 16 y 18 años, y miembros de su grupo familiar; beneficiarios y beneficiarias de Pensiones No Contributivas, y monotributistas sociales.  

Además de la campaña de desinformación que promovieron las firmas desde un principio, las empresas utilizaron diversos artilugios para no dar la PBU previo a la medida cautelar que congeló definitivamente la aplicación de la herramienta. Por ejemplo, empresas de telefonía celular llegaron a ofrecer planes 50 pesos más caros y con ese esquema de promoción incluyeron a posibles usuarios de la PBU. Otras empresas pedían una declaración jurada y hasta solicitaban que las personas movilicen a las oficinas de estas compañías, mientras que también se detectaron problemas a la hora de llenar el formulario.

Las compañías poseen la base de datos de todo el universo de posibles beneficiarios por categoría y segmentación a través del sistema prepago de carga semanal. Las empresas incluso se comprometieron a migrar la información al Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (Syntys), para entrecruzar estos datos con la población objetivo. Sin embargo, los planes quedaron a mitad de camino.

Hace algunos días, la vicepresidenta Cristina Kirchner apuntó contra las grandes empresas que conducen el negocio de internet. Lo hizo al hablar en la sede de la Universidad Nacional del Chaco Austral ubicada en Resistencia.

"Más allá de las leyes, las empresas van al Poder Judicial para lograr una cautelar. Por ejemplo, el Gobierno emitió el decreto 690 transformando internet en servicio publico", subrayó Cristina. Al mismo tiempo, sumó: "Sufrí mucho las cautelares en mi presidencia, y ahora ese decreto duerme en los sueños de los justos y la Corte Suprema, pero todos los meses te revientan la cabeza aumentando el precio de Internet".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►