La crisis del combustible en el Reino Unido reduce el tráfico a su nivel más bajo desde julio

30 de septiembre, 2021 | 19.42

La crisis de las gasolineras en Reino Unido redujo el volumen de tráfico por carretera al nivel más bajo desde que se impusieron las primeras restricciones por la pandemia de COVID-19, según mostraron  datos publicados el jueves, lo que indica que el caos de los surtidores de combustible en todo el país puede obstaculizar la recuperación de la quinta economía mundial.

En una semana caótica en la que se produjeron peleas en las gasolineras y la gente llenó botellas de agua viejas con gasolina, los ministros británicos han dicho en repetidas ocasiones que la crisis está remitiendo, aunque el miércoles ordenaron a los soldados que empezaran a conducir los camiones cisterna de combustible.

"Esa crisis es ahora algo que está de nuevo absolutamente bajo control", dijo el secretario jefe del Tesoro, Simon Clarke.

Reporteros de Reuters visitaron el jueves siete gasolineras en Londres y sus alrededores. Dos estaban abiertas. Una fila de decenas de conductores salía de una de las estaciones abiertas y el personal intentaba organizar la cola.

Datos del Ministerio de Transporte indicaron que el tráfico de automóviles había disminuido en 6 puntos porcentuales el lunes respecto a la semana anterior, hasta alcanzar el volumen más bajo en un lunes no festivo desde el 12 de julio. Inglaterra puso fin a las restricciones por COVID el 19 de julio.

El tráfico de coches y vehículos comerciales ligeros fue el que más cayó, según dichos datos, y el de vehículos pesados descendió 3 puntos porcentuales.

La interrupción, causada principalmente por la aguda escasez de conductores de camiones, y la subida de precios que se espera que alimente, amenazan con socavar el crecimiento económico de Reino Unido, previsto en un 7% este año.

Datos publicados por la Oficina de Estadísticas Nacionales británica el jueves mostraron que la economía del país creció más de lo que se pensaba en el periodo abril-junio, antes de la fuerte desaceleración que podría haber ocurrido en el tercer trimestre, debido a los cuellos de botella tras la reapertura de la economía, incluida la escasez de camioneros.

La Asociación de Minoristas de Gasolina (PRA, por sus siglas en inglés), que representa a los minoristas independientes que abarcan alrededor de dos tercios de todas las 8.380 estaciones de servicio del Reino Unido, dijo el miércoles que el 27% de los miembros informaron de que estaban sin combustible y esperaba que la situación mejorara aún más en las próximas 24 horas.

BREXIT

La crisis de las gasolineras ha provocado escarnio en algunas otras capitales europeas, y algunos políticos sugieren que la escasez de camiones es una clara consecuencia de la decisión del referéndum de 2016 de abandonar la Unión Europea.

Los ministros británicos han negado repetidamente que el Brexit haya sido el motivo, pese a que decenas de miles de camioneros de la UE se marcharon durante la vorágine del Brexit, y han apuntado a los confinamientos por la COVID, que impidieron decenas de miles de pruebas de camioneros.

Preguntado sobre si Reino Unido estaría en mejor posición si no hubiera abandonado el mercado único, Clarke dijo: "Realmente no lo acepto".

"La idea de que esto es cosa del Brexit es para tratar de llevarnos de nuevo a, me temo, una conversación bastante negativa sobre las oportunidades perdidas", dijo.

"Si miramos la situación en Alemania, si miramos la situación en Polonia, si miramos la situación en Francia, también comparten estos problemas", dijo.

Para hacer frente a la escasez de conductores, el Gobierno británico se ha visto obligado a adoptar medidas que antes había descartado, como la concesión de visados temporales a 5.000 conductores extranjeros.

Con información de Reuters

LA FERIA DE EL DESTAPE ►