Una tasa de interés cada vez más alta: techo y riesgos

Ante una inflación descontrolada y el temor a una presión devaluatoria, el Gobierno apostó por mantener la tasa de interés en niveles positivos a través de un esquema de incrementos constantes. La contrapartida es el enfriamiento de la economía.

10 de octubre, 2022 | 00.05

Ante una inflación descontrolada y con el temor a una presión devaluatoria, el Gobierno apostó por mantener la tasa de interés en niveles positivos a través de un esquema de incrementos constantes. El riesgo de mantener una curva ascendente bajo estos parámetros es enfriar la actividad y la pérdida de efectividad del instrumento.

Según la consultora Megaqm, "las tasas siguen sin ser positivas en términos reales, aunque el nivel creciente de Pasivos Remunerados empieza a jugar cada vez más fuerte como límite a las tasas del BCRA". De acuerdo al informe, "cuando los ritmos nominales se aceleran mucho, la tasa de interés pierde capacidad de influir sobre la toma de decisiones".

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

"El factor incertidumbre es tan grande que el sobre-precio necesario aumenta. La economía opera con niveles de nominalidad del orden del 7%, en estos valores la tasa deja de ser efectiva porque el riesgo es una inflación espiralizada, donde no hay tasa que compense. A su vez, el costo de los pasivos remunerados impone un techo a las tasas reales", analizó el documento.

La compra de bonos en junio/julio y el dólar soja en septiembre generaron saltos en el stock de Pasivos Remunerados del BCRA. Se buscó atenuar su impacto monetario vía absorción, pero dadas las tasas actuales, se genera una fuerte emisión vía intereses que hace difícil pensar en niveles más bajos de inflación.

Hasta cuánto puede subir la tasa y cuál es el riesgo

En la última actualización, el Directorio del Banco Central (BCRA) elevó en 550 puntos básicos la tasa de política monetaria. De esta forma, la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días pasó de 69,5% a 75%. 

Simultáneamente y en pos de aumentar el incentivo al ahorro en pesos, el BCRA elevó los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos de personas humanas, estableciendo el nuevo piso en 75% anual para las imposiciones a 30 días hasta 10 millones de pesos, que equivale a una tasa efectiva de 107% anual. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima garantizada se establece en 66,5%. 

A mediados de agosto, el Central había aumentado 950 puntos básicos la tasa de política monetaria. La estrategia del Gobierno es garantizar un instrumento que seduzca a los ahorristas y reduzca la demanda de dólares en medio de una crisis cambiaria que agota las reservas.

En contrapartida, el costo asumido por esta decisión es desacelerar la actividad económica por la consecuente retracción de los créditos al aparato pyme, debido al natural encarecimiento del interés. Otro factor negativo es la incidencia negativa sobre el nivel de consumo de las familias, por lo que no se espera que el último trimestre del año muestre grandes resultados en este sentido, una época del año donde suelen aumentar las compras y más aún con el Mundial de Qatar de por medio.

El acuerdo con el FMI contempla que el dólar tiene que mantener el nivel de competitividad a lo largo del año, para lo cual debe acompañar la suba de precios internos con incrementos en el tipo de cambio. Para evitar que esto provoque una mayor demanda de divisas como atesoramiento, el país también se comprometió a mantener las tasas de interés del sistema por encima de ambos. 

De acuerdo a un informe de la entidad APYME, un motivo de preocupación que se agudiza es que sólo el 16,1% de las Mipymes utiliza programas del Estado. La mayor parte de las Mipymes que acceden a instancias de apoyo lo hacen por financiamiento, seguido por beneficios impositivos, Repro, capacitación y transformación digital.

"En cuanto a las principales áreas de las políticas públicas que deben atenderse, encabezan las respuestas el régimen impositivo y el acceso al crédito. Estas demandas son constantes para el universo Pyme, sobre todo para las empresas de menor tamaño", remarcó el documento. En contextos de freno en la actividad y de altas tasas de interés, este universo "es el más afectado por un régimen impositivo que continúa siendo altamente regresivo en nuestro país, así como por un sistema financiero -en particular el privado- que actúa bajo una legislación ajena a las necesidades de crédito de quienes más lo necesitan", soslayó la entidad.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►