Las obras del GPNK buscan asegurar más gas desde el próximo invierno

29 de noviembre, 2022 | 18.47

La primera etapa del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner permitirá la evacuación de 11 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) adicionales de gas a producir en la formación de Vaca Muerta, capacidad que casi se duplicará con la implementación de dos plantas compresoras.

Todas las obras son parte del proceso de licitación que lleva adelante la empresa estatal Energía Argentina, que cuenta en la actualidad con un primer tramo en ejecución de 573 kilómetros, desde la localidad neuquina de Tratayén hasta Saliqueló, en la provincia de Buenos Aires.

Ese tramo requerirá la instalación de unos 56.700 caños de 12 metros de largo, de los cuales el 89% son de 36 pulgadas y el restante 11% de 30 pulgadas, los cuales salen a diario desde comienzos de octubre de la planta de Tenaris Siat, en la localidad bonaerense de Valentín Alsina.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los caños están siendo almacenados en tres centros de acopio que se encuentran a la altura del kilómetro 60 de la traza, en la provincia de Río Negro; en la localidad de General Acha, en La Pampa; y en las afueras de la localidad de Salliqueló, junto a la Planta Compresora Saturno en la provincia de Buenos Aires

La primera de las locaciones fue visitada hoy por el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, la secretaria de Energía, Flavia Royon, y los presidentes de YPF, Pablo González y Energía Argentina, Agustín Gerez, para ponerse al tanto de los avances de obra.

El cronograma de trabajo prevé que el ducto deberá tener su habilitación operativa el 20 de junio, momento en el que podrán inyectarse desde Vaca Muerta unos 11 MMm3 diarios.

Pero en semanas sucesivas, el proyecto también prevé la entrada en funciones de dos plantas compresoras que permitirán incrementar los volúmenes diarios hasta los 21MMm3/d.

También se incluyeron obras complementarias como el gasoducto Mercedes-Cardales de 73 kilómetros (de 30 pulgadas), la ampliación de un tramo del Neuba II en la provincia de Buenos Aires de 29 kilómetros (de 30 pulgadas) y una planta compresora en Cardales de 15.000 hp, ambos también en ejecución.

El proyecto, que está a cargo de la empresa estatal Enarsa, permitirá ahorrar entre US$ 2.900 y US$ 3.500 millones al año entre sustitución de importación de combustibles y reducción de subsidios, además de que aumentará la disponibilidad de gas a precios competitivos para la industria, los comercios y los hogares.

Los trabajos en marcha generarán en el pico de obra unos 10 mil puestos de trabajo directos y otros 40 mil indirectos, entre la construcción de la obra y la mayor producción de gas en la formación neuquina.

Ya la segunda etapa del gasoducto troncal se extenderá desde Saliqueló hasta la localidad de San Jerónimo, al sur de la provincia de Santa Fe, con una traza de 470 kilómetros.

Con la segunda etapa, cuya ingeniería básica se está licitando a cargo de Energía Argentina, se podrá ampliar en un 25% la capacidad del sistema nacional de transporte de gasoductos troncales, poniendo en valor las reservas de Vaca Muerta.

La capacidad de transporte aumentará progresivamente hasta leghar a los 44 millones con la primera y la segunda etapa concluidas.

Recientemente el gobierno nacional anunció la ampliación del Plan Gas 4 y el lanzamiento del Plan Gas 5 para incentivar la inversión y garantizar el llenado del gasoducto.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►