Los diputados de Cambiemos Elisa Carrió y Fernando Iglesiasexpusieron sus contradicciones al aplicar cosas que en el pasado criticaban. En este caso, en plena función legislativa los dos legisladores hicieron uso de los pasajes brindados por el propio Congreso, mientras hace unos años criticaban ese accionar.

"Yo viajo en clase turista y me los pago yo, no pido pasajes al Congreso como si lo hace el resto. Tengo la lista de los viajeros, no mientan", escribió Carrió en agosto de 2015.

Embed

En la misma línea se había pronunciado Fernando Iglesias en 2011 en su cuenta de Twitter: "Mi dieta del último mes fue de $ 12.846 neto. Y por canje de pasajes (vergonzoso salario en negro) recibí $ 11.240". Curiosamente, el sobresueldo le pareció vergonzoso pero reconoció cobrarlo, ya que el trámite no es automático y deben pedirlo.

Embed

La polémica se generó luego de que el dirigente del Partido Obrero, Néstor Pitrola, denunciara que Carrió cobró casi 350 mil pesos de sobresueldo a través del canje de pasajes. La diputada explicó que tuvo que hacer eso porque "no llegaba a pagar la tarjeta".

En el caso de Fernando Iglesias, el periodista Martín Candalaft denunció que por los meses de diciembre de 2017 y enero y febrero de 2018 el diputado canjeó 105.300 pesos. Tras la difusión del dato, el legislador bloqueó en su cuenta de Twitter al periodista y dijo que iba a donar lo recibido.

Embed