El titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, justificó los 357 despidos en la agencia estatal Télam, al indicar que durante la gestión kirchnerista ese medio "pasó de ser de una usina de periodismo a un espacio de militancia partidaria", en tanto que los diputados de la oposición lo denunciaron "persecución ideológica y sindical".

El jefe directo del creador del famoso troll oficialista "Doctora Pignata" ingresó a la reunión con los diputados en un clima de tensión, con trabajadores que sostenían pancartas con la leyenda "No a los despidos".

Embed

Ante una oposición que lo esperó con munición gruesa, el funcionario estuvo escoltado por miembros del Directorio de Télam, encabezados por su presidente Rodolfo Pousá. El funcionario ya había sido titular de la agencia estatal en 2001 y había querido cerrarla.

Luego de precisar que entre 2003 y 2015 la agencia "cuasi duplicó" su plantilla, pasando de 479 a 926 empleados, y que más de 50 fueron incorporados "en un sólo día de noviembre del 2015", Lombardi repasó otros "desmanejos" que su juicio derivaron en la decisión drástica de desprenderse del 40 por ciento del personal.

"Resultan inadmisibles el nivel de ausentismo, la cantidad de francos no justificados, los cobros de adicionales injustificados y la bajísima productividad comparada con cualquier agencia internacional. Todos estos desmanejos mellaron el atributo más importante de una agencia de noticias: su credibilidad con la correspondiente pérdidas de abonados", indicó.

"La agencia pasó de ser una usina de periodismo a un espacio de militancia partidaria cuando no de operaciones políticas o privilegios individuales", disparó Lombardi. En la reunión le recordaron que uno de los primeros cables durante su gestión hablaba de la "agenda" del perro Balcarce, la mascota de la campaña de Cambiemos en 2015.

Embed

Acto seguido, el secretario con rango de ministro le atribuyó responsabilidad por los despidos al kirchnerismo por el "uso prebendario y abusivo de recursos del Estado", que consideró "una estafa a los contribuyentes y una estafa a los propios empleados que sufren las consecuencias".

En su discurso, Lombardi no mencionó los motivos por lo cuales el directorio no aplicó el procedimiento preventivo de crisis previo a la desvinculación de los trabajadores (un planteo formulado por el diputado del PRO Eduardo Amadeo), ni a qué razón se debió que los telegramas hayan sido enviados sin detallar causa de despido.

Moreau le recordó a Lombardi que la actual conducción de Télam invirtió en cursos de capacitación en el que participaron empleados que luego fueron despedidos: "Tampoco esto es muy compatible con un criterio de eficiencia", criticó.

"Quieren destruir esta agencia porque en definitiva buscan suprimir el pluralismo. El proyecto político que están sosteniendo necesita de una sola voz", concluyó.