Las pruebas de Scaloni a días de Qatar 2022: cambios tácticos y examen para algunos jugadores

El entrenador del seleccionado argentino aprovechó el último amistoso ante Emiratos Árabes para jugar con otros esquemas tácticos y probar jugadores que arrastran problemas físicos. 

17 de noviembre, 2022 | 00.05

La Selección Argentina derrotó con contundencia a Emiratos Árabes 5-0. En el último partido preparatorio con vistas al debut en el Mundial de Qatar 2022, el entrenador Lionel Scaloni pudo probar diferentes esquemas tácticos y jugadores que llegan con problemas fìsicos: desde una línea de tres en el fondo o cinco defensores hasta Lionel Messi jugando más arriba, el equipo mostró el estilo de siempre pero con versatilidad y algunas novedades. 

El proceso de Scaloni evidenció desde su nacimiento una idea clara. Aunque como cualquier comienzo de era costó imponerla, una vez que los intérpretes se fueron conociendo empezó a fluir el juego de posesión y presión alta o, incluso, ajustarse a lo que los partidos ameritaban y saber leerlos de manera correcta. Luego de unas Eliminatorias Sudamericanas en un gran nivel, y aún más con la consagración de la Copa América de Brasil 2021, el entrenador se dio el lujo de probar variantes en el encuentro ante los asiáticos y de arriesgar a Marcos Acuña, quien arrastra una pubalgia, cuando faltan cinco días para el debut de Qatar 2022 frente a Arabia Saudita.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El inicio ante Emiratos Árabes, con 3 defensores centrales y Lionel Messi de punta

La formación inicial ante Emiratos Árabes probablemente no sea la que enfrente a los saudíes, ya que, por ejemplo, no estuvieron Lautaro Martínez ni Nicolás Tagliafico, habituales titulares. Sin embargo, lo que pudo observarse como novedad fue el despliegue táctico del equipo: en la zona defensiva, apenas pitado el comienzo, Juan Foyth, Nicolás Otamedi y Lisandro Martínez conformaron una línea clara de tres defensores, con Marcos Acuña bastante más adelantado que lo usual por el sector izquierdo y retrocediendo cuando era necesario. 

Si bien el conjunto dirigido por Rodolfo Arruabarrena tuvo dos contragolpes en los que encontró a Argentina mal parado, lo cierto es que no sufrió grandes complicaciones y supo resolver de buena manera esas situaciones. Queda un llamado de atención sobre esas jugadas, ya que ante un rival de mayor jerarquía se puede llegar a pagar caro en un Mundial. 

Otro cambio que se vio en la cancha en relación a partidos anteriores fue el lugar en el que apareció Messi en gran parte del primer tiempo. Aunque durante algunas acciones se tiró unos metros atrás para juntarse con su principal socio, Rodrigo De Paul, el mejor jugador del mundo se paró de punta, al lado de Julián Álvarez. En más de una oportunidad, incluso, "Lio" marcó pases a la espalda de defensores rivales, como solía hacerlo en la época del Barcelona de "Pep" Guardiola. Puede llegar a ser una variante cuando el seleccionado argentino enfrente a rivales que no impliquen mayor peligro y que el equipo no necesite de la participación de Messi como engranaje indispensable para la elaboración. 

Messi, una de las figuras de la cancha, jugó los 90 minutos.

Además, una de las incógnitas giraba en torno a quién iba a ser el reemplazante de Giovani Lo Celso, pieza fundamental en el andamiaje de Scaloni. Aunque, como dijo el entrenador, "Gio" es irremplazable, en el encuentro de este miércoles Alexis MacAllister ocupó la posición, al lado de Leandro Paredes e interactuando con De Paul, y su presentación fue más que satisfactoria. Cada vez que tocó el balón lo hizo para clarificar el juego desde el buen pie y la inteligencia, sobre todo haciendo participar a Messi. 

El segundo tiempo, con línea de cinco y un líbero

El 4-0 en el marcador le permitió a Scaloni realizar variantes en el entretiempo y, sobre todo, cambiar el esquema táctico. De la línea de tres defensores el seleccionado pasó a jugar con cinco: Gonzalo Montiel por la banda derecha; Foyth, Germán Pezzella, "Licha" Martínez como centrales; y Nahuel Molina por el sector izquierdo. Si bien el equipo no tuvo la misma intensidad que antes, se tiró algunos metros más atrás y le cedió más el balón a su rival los primeros minutos. Cuando comenzó a disponer más de la posesión, Pezzella fue el líbero y quien sobraba en todas las jugadas. Aunque a priori había un defensor más, la subida de los laterales le posibilitaba a los saudíes jugar a la espalda de Foyth, quien sufrió los pelotazos cruzados al jugar mano a mano. 

Todas las variables que probó Scaloni aumentan las posibilidades que el equipo cambie según el rival que tenga enfrente durante el Mundial de Qatar 2022, tal como pasó en la Copa América de Brasil 2021, cuando las variantes tuvieron más que ver a jugador por jugador. Aquí, en el último amistoso previo a la Copa del Mundo, Argentina volvió a demostrar que tiene versatilidad para probar otras tácticas, pero que su estilo no se ve alterado y es un seleccionado serio con un objetivo claro en la cabeza. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►