Messi dice que dejar Barcelona fue un shock: "Fue extremadamente difícil de aceptar"

09 de octubre, 2021 | 11.25

Tener que irse del Barcelona fue un shock para Lionel Messi, pero el delantero argentino dijo que algunas caras conocidas lo ayudaron a establecerse con comodidad en el Paris St Germain.

El atacante de 34 años, que comenzó su carrera profesional en el Barça y es su máximo goleador con 672 goles, se unió al PSG con un contrato por dos años después de que las negociaciones para renovar su vínculo con el club catalán tras haber quedado libre colapsaran.

"No lo esperaba en absoluto. Tenía en mente firmar mi contrato y reanudar los entrenamientos de inmediato. Pensé que todo estaba arreglado y que solo faltaba mi firma (en el contrato)", dijo Messi en una entrevista con la revista France Football publicada el sábado.

"Pero cuando llegué a Barcelona después de la Copa América me dijeron que no era posible, que no podía quedarme y que tenía que buscarme club, porque el Barça no tenía los medios para renovarme el contrato. Cambió todos mis planes".

El atacante reconoció su decepción

"Fue extremadamente difícil de aceptar. Pensar que íbamos a tener que salir de casa y que la familia iba a tener que poner patas arriba su rutina (...) Era la primera vez que me pasaba esto en mi carrera. Había decidido, y mi familia también, que iba a terminar mi carrera en Barcelona", sostuvo el seis veces ganador del Balón de Oro.

Messi se reencontró con Neymar en el PSG, luego de que ambos compartieran cuatro temporadas en el Barcelona entre 2013 y 2017, y ahora juega con sus compañeros de la selección argentina Leandro Paredes y Angel Di Maria y es dirigido por su compatriota Mauricio Pochettino.

"Eso fue una parte importante cuando tuve que tomar la decisión, porque sabía que iba a aterrizar en un nuevo país y tenía que empezar de cero. Saber que tenía amigos en el vestuario me permitió decirme a mí mismo que las cosas serían más fáciles", explicó.

Tras la experiencia que calificó de "muy dolorosa" de dejar el Barça, club al que Messi llegó a los 13 años, ahora el argentino aspira a ganar un quinto título de la Liga de Campeones.

Messi forma, con Neymar y el delantero francés Kylian Mbappé, una de las alineaciones ofensivas más formidables del mundo, pero es consciente de que deben trabajar para encontrar el equilibrio perfecto.

"Es cierto que el centro de atención está en el PSG, pero hay otros equipos muy fuertes, como el Chelsea, los equipos de Manchester (el City y el United), el Madrid, que siempre responde, el Inter de Milán, el Bayern. Todos son grandes equipos", sostuvo.

"Tenemos grandes individualidades, pero todavía tenemos que conocernos bien para formar un equipo. Para ganar títulos importantes hay que jugar en equipo. Por eso digo que todavía estamos un paso atrás en comparación con esos clubes, que tienen más experiencia colectiva que nosotros".

Si bien Neymar y Messi se conocen desde hace años, el argentino y Mbappé todavía deben entenderse más.

"Con un jugador como él es fácil llevarse bien. Además, Kylian habla un español perfecto. Facilita las cosas", dijo Messi, quien hasta ahora ha marcado un gol en cinco apariciones en todas las competiciones con el PSG.

"Acababa de llegar, todavía no lo conocía lo suficiente como para ir a hablar con él sobre esto (la opción de que el francés abandonara el PSG) y darle mi opinión. Como todos los demás, esperé a ver qué pasaba. Pero al final se quedó con nosotros y para mí es una gran alegría. Es un elemento más a nuestro favor para lograr nuestros objetivos", agregó.

Con información de Reuters

LA FERIA DE EL DESTAPE ►