El día que Gallardo le dijo que no al Barcelona de Messi

Fue a finales del 2019, después de la insólita eliminación del Barcelona de la Champions League a manos del Liverpool. Por qué el entrenador de River le dijo que no a una de las grandes potencias futbolísticas mundiales.

18 de febrero, 2021 | 17.51

El desempeño de Marcelo Daniel Gallardo como entrenador de River Plate ya no sorprende a nadie en ninguna parte del mundo. Dos Copas Libertadores y una Copa Sudamericana lo posicionan como uno de los mejores directores técnicos en actividad. Lo que no se sabía es que en el 2019 estuvo cerca de entrenar al Barcelona de Messi pero finalmente Gallardo le dijo que no al conjunto blaugrana.

El 2019 terminó para el Barcelona de forma abrupta e inesperada. Después del 3-0 que consiguió en el partido de ida de las semifinales de la Champions League, el equipo español fue a Liverpool para jugar la vuelta que prometía ser algo más que un trámite. Pero con el correr de los minutos en Inglaterra, el trámite se fue complicando y terminó en un bochornoso 4-0 en contra del conjunto de Lionel Messi.

El papelón aceleró las búsquedas de la Secretaría Técnica catalana para despedir de Ernesto Valverde, entrenador del equipo español durante el 2019. Entre los nombres que se barajaban estaban los de Ronald Koeman, Xavi Hernández y Marcelo Gallardo. El argentino había enfrentado al Barcelona en la final del Mundial de Clubes del 2015, campeonato que terminarían llevándose los españoles después de un contundente 3-0. Además, en el 2019 Lionel Messi había votado a Gallardo como mejor entrenador en la ceremonia de los premios The Best.

La fama internacional del director técnico argentino había crecido después de la final de la Copa Libertadores que River le ganó a Boca en Madrid. Entonces, a fines del 2019 se dio uno de los llamados que todos los entrenadores esperan: la Secretaría Técnica del Barcelona se contactó directamente con el Muñeco. Esa comunicación puso durante semanas a Gallardo a pensar seriamente en emigrar de River.

Pero los tiempos no ayudaron al elenco catalán. El 9 de enero el Barcelona perdió 3-2 la final de la Supercopa española frente al Atlético de Madrid del Cholo Simeone, lo que hizo que dieran por terminado el ciclo de Valverde. Pero Gallardo ya no estaba disponible: cinco días atrás había comenzado la pretemporada con River. El Muñeco se había planteado la premisa de que si arrancaba el año con el Millonario, no escucharía ofertas de otros clubes.

El equipo español no pudo contratar a ninguno de los tres que tenía en lista en ese momento. Koeman no podía salir de la selección holandesa, Xavi Hernández no creía que fuera el momento indicado y Gallardo dijo que no. Finalmente, Barcelona se quedó con Quique Setién, el DT del Betis que llegaba con buenos resultados pero que nunca pudo plasmar su idea de juego. Hoy el equipo es dirigido por Ronald Koeman, quien no consiguió levantar el nivel y es muy criticado.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►