Chiqui Tapia avisó que el público volverá a las canchas cuando "haya vacuna"

El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino confirmó la noticia y dijo que "espera" que el torneo regrese en octubre.

23 de septiembre, 2020 | 19.43

En medio del retorno de los torneos de fútbol a nivel sudamericano, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Claudio "Chiqui" Tapia lanzó una fuerte frase con respecto a la vuelta de la actividad en el país.  El mandatario sostuvo que "hasta que no haya vacuna, no habrá público en las canchas". 

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Diversos clubes del fútbol argentino ya comenzaron su actividad a nivel internacional. River, Boca, Racing y Defensa y Justicia son algunos de los equipos que ya pusieron primera y disputan la Copa Libertadores. Sin embargo, todavía está en duda la fecha de retorno a nivel nacional del fútbol argentino. Sobre esa situación, el mandatario de AFA indicó, en charla con TyC Sports que "si Nación autoriza, podemos volver a jugar en octubre". 

En diferentes países sudamericanos, ya hay algunos protocolos sobre la posible vuelta de la actividad con público. De hecho, en Brasil, Jair Bolsonaro quiere comenzar con una especie de prueba y habilitar a los equipos de algunos estadios para que ya empiecen a pensar en el retorno de los espectadores. Sin embargo, Claudio Tapia fue tajante y sostuvo que "hasta que no haya vacuna, no habrá público en las canchas".

Con respecto a la situación actual sobre la vuelta al fútbol, Tapia indicó que "preocupa la situación de los clubes pero más nos preocupa la salud. Las fechas de regreso siempre fueron tentativas".

Las palabras de Claudio Tapia llegaron el mismo día en el que el país volvió a sumar 12 mil casos de COVID-19. Además, desde que llegó la enfermedad al país, ya son más de 664 mil los infectados. Por otro lado, la posición del presidente de la AFA, también se da un llamativo contexto internacional con la Conmebol. 

Durante la tarde del martes, en el fútbol sudamericano se vio un verdadero escándalo, ya que la ciudad de Guayaquil en Ecuador quería prohibir el partido entre Barcelona y Flamengo porque no estaban dadas las condiciones sanitarias de llevar adelante el encuentro. Ante la suspensión de ese partido, la Conmebol hizo presión con el Gobierno Nacional que comanda Lenin Moreno y finalmente se llevó adelante el partido.  

El escándalo no solo quedó en esas presiones políticas sino que también sumó otro capítulo cuando, al día siguiente, se supo que había dos jugadores del Flamengo que disputaron el partido contra Barcelona de Guayaquil que dieron positivo de coronavirus al igual que el entrenador. De esta forma, los protocolos ordenados por la confederación sudamericana mostraron una falla absoluta. 

 

 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►