Preocupación en el fútbol: Alemania anunció partidos sin público por avance de la ómicron

El estado federal de Baviera, de donde es el Bayern Munich, anunció partidos a puertas cerradas hasta fin de año y pidió que se tome la misma medida en el resto del país.

30 de noviembre, 2021 | 21.31

Mientras en la Argentina los partidos de fútbol profesional se juegan con aforo completo desde mediados de noviembre en Alemania están realizando el camino inverso debido a la cuarta ola de Covid-19. El jefe ejecutivo regional de Baviera, Markus Söder, anunció hoy que el Bayern Munich y el resto de los clubes de ese estado jugarán a puertas cerradas sus partidos hasta fin de año. El político tomó la iniciativa con una medida que espera que se extienda a nivel nacional ya que en Alemania cada región es autónoma para decidir las medidas contra el Covid. Por eso hay partidos con aforo completo, reducido o sin público.

 Alemania está siendo afectada por una nueva ola de Covid-19, con una tasa de incidencia este martes de 452,2 casos por 100.000 habitantes. Además tiene una de las tasas de vacunación más bajas de Europa Occidental con el 68% y desde el gobierno ya decidieron endurecer las restricciones para las personas no vacunadas como su exclusión de determinados lugares públicos. A diferencia de la Argentina donde se está avanzando con la vacunación pediátrica y en las terceras dosis, en Alemania hace seis meses que las vacunas fueron aplicadas y y hubo poca inoculación a niños. El abandono de los cuidados en las escuelas y la llegada del frío influyeron en el aumento considerable de los contagios. En nuestro país hace una semana la ministra de Salud, Carla Vizzotti afirmó que "hay que prepararse fuerte para llegar al otoño con toda la población con dos dosis y el refuerzo en las personas de mayor riesgo".

El primer ministro de Baviera Söder considera que "es muy importante decidir hoy de forma unitaria para todo el país que no se admita a espectadores" en los estadios. El último sábado Colonia-Borussia Mönchengladbach jugaron un partido por la liga alemana con 50.000 personas. Esto generó críticas del gobierno federal saliente de la canciller Angela Merkel y de la futura coalición gobernante formada por socialdemócratas, verdes y liberales. "Todo el mundo está de acuerdo en que hay que hacer algo en el fútbol. Si cerramos los mercados navideños no es coherente enviar 15.000 o 18.000 personas al fútbol", argumentó Söder.

El Bayern Munich marcha puntero en la Bundesliga y le quedan dos partidos de liga como local hasta fin de año más el encuentro de Champions League contra el Barcelona del 8 de diciembre en el estadio Allianz Arena. "El fútbol tiene una importante función como ejemplo. Ahora mismo tenemos que reducir contactos en todas partes", agregó Söder en su cuenta de Twitter en el marco del avance de la cuarta ola de coronavirus. Hace algunos días el Bayern confirmó la suspensión sin goce de sueldo por no vacunarse de 5 jugadores: Serge Gnabry, Joshua Kimmich, Jamal Musiala, Eric Choupo-Moting y Michael Cuisance.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►