Volvió el teatro presencial a la Ciudad de Buenos Aires: ¿Cómo se vivió la esperada reapertura?

La comedia musical "Happyland", de Alfredo Arias, reinauguró la temporada interrumpida de la histórica Sala Casacuberta, en el Teatro San Martín.

16 de noviembre, 2020 | 19.30

Y un día las marquesinas de los teatros volvieron a brillar y los teatros volvieron a subir los telones. En medio de un clima festivo para el sector, el viernes 13 se oficializó la reapertura de las salas de la Ciudad para funciones presenciales, con estricto protocolo sanitario. Con solo el 30% de las salas llenas, alcohol en gel y barbijos en todo momento, la Avenida Corrientes recuperó sus colores e inició un lento pero necesario camino a la normalidad. 

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

El empresario y productor teatral Carlos Rottemberg aseguró que la vuelta de la actividad teatral que anoche se concretó en tres salas del centro porteño, dos comerciales y una oficial, después de casi ocho meses de aislamiento debido a la pandemia de coronavirus "resultó un paso importante y necesario" pero también sostuvo que "ratifica que es una apertura testimonial". "Tiene valor simbólico y predispone mejor para encarar algo más para el 2021 ya que afloja tensiones saber que la del espectáculo ya no es actividad clausurada", se explayó Rottemberg en declaraciones a Télam.

Justamente el empresario habilitó una de las salas de su complejo Multiteatro para allí darle escenario a "El acompañamiento", clásico de Carlos Gorostiza, protagonizado y dirigido por Luis Brandoni en compañía de David Di Napoli. La otra apertura fue en el Teatro Broadway donde se estrenó la comedia "Un estreno y un velorio" que encabeza Flavio Mendoza junto a Nicolás Scarpino, Raúl Lavié, Carmen Barbieri y Gerogina Barbrossa.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Además, el el mítico San Martín abrió las puertas de su sala Casacuberta para re-inaugurar con una función para invitados "Happyland", espectáculo escrito por Gonzalo Demaría y dirigido por Alfredo Arias, que se estrenó la temporada pasada y que a partir del viernes 20 a las 20.30 horas ofrecerá funciones para público general. A la función de prensa e invitados no faltó nadie: Juana Viale, Aníbal Pachano, Carla Peterson y Martín Lousteau, Benjamín Vicuña, Louta, Eleonora Wexler, Gustavo Garzón, Horacio Rodríguez Larreta y Leonor Manso, fueron algunos de los famosos y políticos que no se perdieron el evento histórico.

Esta semana será la vuelta de la actividad a uno de los teatros del Paseo La Plaza donde se repondrá "Después de nosotros", co-escrito y estelarizado por Julio Chavez y Alejandra Flechner bajo dirección de Daniel Barone en el Paseo La Plaza, inquietante pieza dramática que se estrenó a mediados de enero. "Ante la pregunta recurrente sobre si es sustentable económicamente este regreso, con aforo limitado y demás costos para adaptarnos al protocolo sanitario, queda a la vista la realidad negativa que antecede a la respuesta", especificó Rottemberg.

Pero el propio teatrista aportó una respuesta mejor: "Sin embargo, escuchar hasta el llanto mismo a actrices, actores, músicos, técnicos y más personas de la profesión en esa madrugada confirmó -además de la angustia contenida en estos meses- que haber trabajado a conciencia, privilegiando lo sanitario, hoy nos premia en la cuota parte que nos toca a cada uno por el trabajo realizado. El desahogo de tanta gente justifica ampliamente la tarea realizada".

La Sala Casacuberta del Teatro San Martín, minutos antes de que empiece la función con el 30% de las butacas ocupadas.

"Happyland": ser 'grasita' es algo que se lleva en el corazón

El director Alfredo Arias y el dramaturgo Gonzalo Demaría (responsable de la magnífica "Tarascones") crearon "Happyland", una exquisita pieza del absurdo teatral que gira en torno a uno de los personajes más controversiales del peronismo: Isabel Martínez de Perón, la figura más oscura del peronismo. En formato de sátira musical, la dupla hace de lo grotesco un bastión indestructible para el éxito. 

Derrocada por los militares, la expresidenta Isabelita (Alejandra Radano) habita un castillo gótico de la Patagonia, a orillas del Nahuel Huapí. La acompañan su criada andaluza (María Merlino) y sus perritos. El ama de llaves (Marcos Montes) que las recibe es el poder ahora. Entre noches de espiritismo y  las confesiones con el Arzobispo que la visita, Isabelita añora, más que los años de la presidencia, los días felices en un cabaret de Panamá. Mediante flashbacks la platea se traslada al burlesque panameño para conocer a la joven Isabelita, llena de sueños que se verán atravesados por la llegada de Perón a su vida. En este contexto de viajes temporales transcurre Happyland.  El guión ágil y los diálogos mordaces hacen que el espectador ingrese absorto en la acción. No hay momentos de respiro, el viaje es un completo delirio magnético.

Nuestra opinión: Muy buena.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►