Alejada de la radio, Borrelli trabaja en una nueva novela y proyecta la poesía desde el CCK

28 de marzo, 2022 | 14.58

Gabriela Borrelli Azara (Monte Grande, 1980) pasó por Radio Nacional, Radio Del Plata y AM 750 y su última escala en la radio -hasta el momento- fue en Futurock, donde estuvo hasta el año pasado, y tanto en esos espacios como en su rol actual al frente del área de poesía del Centro Cultural Kirchner, hace primar su pasión por la literatura y la poesía para motorizar conversaciones nuevas que expandan los alcances de lo dicho.

La autora de "Holter" (27 Pulqui) nombra a una autora y va a buscar un libro por el que la descubrió, mueve lo computadora por su casa para encontrar un cargador y estalla en carcajadas cuando habla de frases anquilosadas sobre el cuerpo o sobre la poesía. Ese tono alejado de la solemnidad es el que llevó a los programas de radio en los que estuvo o los que armó. Sobre esa pasión, que hoy habita como oyente, también habla con Télam.

-T: Después de muchos años, te fuiste de Radio Nacional y después de Futurock. ¿Cómo fue dejar de hacer radio?

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

-G.B.A.: Tener un programa diario de poesía como tuve con Tom (Lupo) era disputarle a la realidad. Lo que está pasando no es solo la realidad de la noticia, es también la realidad de nuestra lengua. Me fui de Radio Nacional cuando me di cuenta que nunca iba a tener un programa en 2018. Me fui con un retiro voluntario. Hubo un recorte, tenía un espacio diario de poesía con Larrea, habían sacado a la locutora y querían que yo hiciera las dos cosas. Además en Futurock encontré un espacio para hacer literatura todos los días. Hice los programas con Pedro Rosemblat y Tomas Aguerre sobre política y literatura que implican un diálogo posible, real, no un espacio fuera del mundo, micro. Extraño la radio. Me fui porque creía que tampoco tenía más para decir diariamente y además se abrían otras posibilidades de hacer cosas como el Festival, escribir y me quise abocar a eso.

-T: En Futurock estuvo tu voz pero también estuvieron tus libros. ¿Cómo fueron esos trabajos?

-G.B.A.: El primero es un libro más de manual, de batalla, es una antología en el que presento autoras y el segundo es más de ensayos sobre constelaciones literarias que armo. No necesariamente son feministas sino que tienen una lectura feminista. Me dedico, por ejemplo, a Armonía Somers, la escritora uruguaya.

-T: ¿Estás escribiendo?

-G.B.A.: Sí, estoy con el proyecto con Julia Rosemberg para reconstruir vidas literarias ligadas al peronismo y una constelación de autoras. Estamos en proceso de investigación. Además estoy trabajando mi segunda novela que va a salir por Club Hem. La empecé en el 2018 y era sobre un virus, le saqué esa parte. Es una organización de mecheras. Me interesa el delito. Estoy por la mitad. Estoy muy contenta de publicar con ellos, me encantan los autores que publican ahí: Ariel Luppino, Agustina Pérez, Mario Bellatín. Somos una comunidad de autores que charlamos mucho, no estamos reunidos solo porque al editor se le ocurrió.

-T: ¿Y la escritura de poesía siempre es un mientras tanto?

-G.B.A.: Sí, siempre aparece en forma más chica pero constante. Siempre estoy trabajando un poema, puedo estar un año con un poema. Ahora estoy con una serie sobre la nieve y los animales.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►