Geena Davis, del éxito popular a la lucha por seguir vigente en la industria: ¿qué pasó con la icónica estrella de Thelma & Louise?

Brilló en Hollywood, ganó un premio Óscar a Mejor Actriz de Reparto, coprotagonizó una de las obras maestras del cine de terror de David Cronenberg y, de forma misteriosa, dejó de aparecer en roles protagonistas.

18 de febrero, 2021 | 19.07

Geena Davis fue una de las mejores actrices del star system hollywoodense de los '80 y ´90, su corta trayectoria de éxitos de éxitos estuvo marcada por roles que la hicieron conocer la gloria y le auguraron un futuro prominente en la industria del entretenimiento. Hasta que de forma inesperada inició un lento y doloroso camino de proyectos malos que la sacaron de un rol protagonista hasta no tenerla en cuenta para grandes súper producciones. ¿Qué fue de la vida de la icónica actriz que encantó al mundo gracias "The Fly", "Beetlejuice" y "Thelma & Louise"?

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Davis arrancó a actuar en 1982 con un pequeño papel en "Tootsie" (1982), de Sidney Pollack. Un estreno algo tardío que vino precedido de una brillante carrera académica y una etapa viviendo en Suecia. Modelo de Victoria's Secret, no fue hasta mediados de los '80 cuando se le presentó la película que la volvería una estrella. 

En 1986 rodó a las órdenes de David Cronenberg la remake de "The Fly" (La Mosca) donde coincidió con Jeff Goldblum, con quien se casaría un año después. Mientras la carrera de Goldblum daba un salto titánico -que con los años mantuvo vigente aunque en roles de reparto- la de Davis recién estaba comenzando a despegar. El éxito de la cinta de terror y su aclamada interpretación le valieron un personaje en la recordada "Beetlejuice" (1988), de Tim Burton. Allí fue Barbara Maitland, una fantasma que junto a su fallecido esposo (Alec Baldwin) solicitan la ayuda del "exorcizador de los vivos" Beetlejuice (Michael Keaton) para ahuyentar a una familia de su casa.

Si "The Fly" catapultó a Geena al estrellato, "Beetlejuice" fue la antesala a la gloria eterna, que no llegaría hasta 1991.Con un Óscar a Mejor Actriz de Reparto por la comedia romántica "El turista accidental" (1988) y ya divorciada de Jeff Goldblum, protagonizó junto a Susan Sarandon la icónica "Thelma & Louise", de Ridley Scott. La desenfrenada road movie atrajo su segunda nominación al Oscar, esta vez como Mejor Actriz, aunque el premio se lo acabó llevando Jodie Foster por "El silencio de los corderos" y la convicción de estar dejando una sólida huella en la historia del cine.

El declive de Geena Davis

El boom de "Thelma & Louise" no hizo que la actriz entendiese la enorme oportunidad que se le abría explorando sus facetas más dramáticas y, volcándose de lleno a las comedias románticas, inició un lento camino hacia el olvido artístico que coincidiría con su tercer matrimonio, con el director de cine Renny Harlin. "Ellas dan el golpe", "Héroe por accidente" y "Angie" fueron el camino que devaluó su nombre en Hollywood, logrando una pronta retirada del cine. Para 1998 su matrimonio con Harlin había concluido y la polémica "La isla de las cabezas cortadas" (película que con los años fue considerada de culto) llegaba a los cines. Mal recibida por la crítica y detestada por las grandes masas, "La isla..." marcó un antes y un después en la carrera de Davis.

Fuera del cine Geena probó suerte como deportista: en 1997 se inició en el tiro con arco, y en 1999 llegó a ser una de las 300 semifinalistas que rivalizaron por formar parte del equipo olímpico estadounidense en Sidney 2000. Geena quedó en el número 24 de 300 tiradoras, y se quedó fuera de la lista olímpica por muy poco.

Un lento resurgir que no todavía no la devolvió a sus tiempos dorados

Del 2000 en adelante la carrera filmográfica de Geena Davis dice poco y nada y quizás su rol más popular fue haber sido la madre del ratón 'Stuart Little', en la trilogía homónima. Diferente fue su situación en el campo televisivo: tras fracasar en el 2000 con la sitcom "La hora de Geena Davis" se reivindicó a lo grande en 2005 con "Señora Presidenta", con la que ganó un Globo de Oro a la Mejor Actriz. 

Desde 2001 está casada con su cirujano plástico, el iraní Reza Jarrahy, con el que ha tenido tres hijos, a los que ha dedicado la mayor parte de su tiempo. Lo que le queda lo emplea en liderar acciones solidarias, aunque no ha dejado de tener pequeños papeles en el cine. Se la pudo ver en la serie "Grey's Anatomy", en el papel de la doctora Nicole Herman, durante los años 2014 a 2018, en la fresca comedia de Netflix "Glow" -que aborda el mundo de la lucha libre femenina- y en la fallida serie de terror basada en "El exorcista".

Su último gran reconocimiento fue recibir el Oscar Honorífico el pasado año, junto a Wes Studi, Lina Wertmüller y David Lynch. Entre sus próximas apariciones en la gran pantalla, están "Ava", de Tate Taylor, junto a Jessica Chastain y Colin Farrell, y "Cowgirl's last ride", de Leena Yadav.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►