Laura Novoa, íntima: "Al Cantando fui a trabajar, no a generar conventillo"

La actriz dialogó con El Destape acerca de su presente, su paso por el reality de Laflia y sus proyectos laborales.

08 de noviembre, 2020 | 00.05

Hija del reconocido actor Pepe Novoa, Laura Novoa cuenta con una extensa trayectoria en cine, teatro y televisión. La pandemia le trajo un nuevo desafío, sumarse al "Cantando 2020" (El Trece). Ella lo aceptó sin dudarlo porque, ante todo, el trabajo dignifica. 

- ¿Estás pasando la cuarentena sola?

Si bien la soledad tiene muy mala prensa y es muy buena compañera, estoy pasándola con mis dos hijos. Venía con un año de mucho trabajo, por lo que a veces la emocionalidad viene a la par de la estabilidad económica: hacía “Si la cosa funciona” en teatro, a punto de filmar una película en un rol protagónico, junto a Juana Viale, y con la promesa de participar en una serie sobre el Caso García Belsunce, hasta que cayó esta pandemia. Imaginate, se cortó todo.

En paralelo tenía mi trabajo como coach, que ejerzo desde un viaje a Francia hace varios años atrás. Ahí, estuve coacheando actores, ayudándoles a componer personajes para cine, teatro y televisión. En mi vuelta a Argentina, retomé la actividad como actriz sin dejarlo del todo. Hoy, lo vivo como una elección de vida. Me fascina ayudar al otro a que, a través del arte, su vida sea un poco mejor.

- ¿Al “Cantando” llegaste por elección o por necesidad?

Antes de que el tiempo se detuviese, me encantaba decirles a mis alumnos que  aprovechen el tiempo, que no pospongan lo que desean hacer. Y yo estaba en ese proceso de no posponer cosas, nutriéndome a mí misma. Cuando me di cuenta que no íbamos a salir de la pandemia tras los primeros quince días, llamé a mi representante para decirle que necesitaba cualquier trabajo con tal de percibir un ingreso para sostenerme. “¿Cualquier cosa es que harías el Cantando?”, me preguntó. Y acepté al instante porque es trabajo, dignifica y lo haría con la misma entereza con la que entro al Teatro San Martín o me meto en una telenovela.

- Pero en el “Cantando” se priorizan los escándalos por sobre todo, algo en lo que no te vimos entrar. ¿Qué opinión te merece la espectacularización de lo mediático?

El “Cantando” tiene sus códigos, como todos los empleos. Está en cada uno no traicionarse a sí mismo. La verdad es que yo no soy nadie para juzgar si está bien o mal el código establecido y yo sabía a qué cancha estaba entrando. Lo que habla bien del lugar es que se me permitió ser fiel a mis convicciones. No me peleé con nadie, fui una excelente profesional, hablé sobre la ley del aborto, sobre los 30.000 desaparecidos, volví a un nivel de popularidad enorme y me escucharon miles de personas. Hice las cosas sin generar conventillos.

- ¿Volverías?

No lo sé, en la vida todo es impredecible. Por el momento ya arranqué nuevo proyectos, uno este domingo. Puntualmente, participo en un streaming para hacer una masterclass, que dividí en dos partes: la primera se relaciona con el trabajo de composición de los actores, para la que convoqué a Julieta Díaz, y la segunda parte se llama “De Shakespeare al Cantando” y voy a hablar de las peripecias de ser artista en Argentina. Va a ser una charla íntima, voy a compartir mi experiencia en el rubro. Por otro lado, el lunes retomo la filmación de una película.

- ¿El protagónico junto a Juana Viale?

Sí. Va a ser un thriller de suspenso cuya característica central es que está filmada casi en un 90% con un plano secuencia. Eso es tremendo, porque tenés que estudiar mucho, no podés fallar porque no hay cortes. Es un híbrido entre el teatro y el cine.

- Al principio de la charla me contaste que estás con un proyecto de serie sobre el caso García Belsunce, ¿vas a interpretar a María Marta?

Sí, pero no puedo adelantar nada aún porque todavía no firmé nada. Lo que sí, estoy deseando que llegue el momento de concretarlo porque es una historia interesantísima. Me parece que doy muy bien con el físico, con anteojos y el pelo con brushing es impresionante el parecido.

Les tengo muchísimo respeto a los personajes como María Marta, Evita y Estela de Carlotto. Recuerdo que la película “Verdades Verdaderas” (2011), basada en la vida de Estela, la hicimos en la ex ESMA, un lugar poderoso por su carga histórica.

- Me imagino las cosas que te deben haber pasado por la cabeza

Fue muy fuerte. Cuando en el “Cantando” homenajeé a las Abuelas y a los 30.000 desaparecidos con un tema de Charly García, nadie me preguntó absolutamente nada. Parece que les resultó más interesante mi voz antes que las imágenes poderosas que busqué transmitir. Esas imágenes tenían un significado, y es que cuando trabajé en la película de Estela, seguía un ritual diario: cada vez que iba a filmar, mientras me maquillaba, prendía una velita y ponía la música de Charly. De esa manera, escapaba de los recuerdos dolorosos del lugar. Mirá que suerte tuve, que Estela vino hasta la ex ESMA y “bautizó” el proyecto de Nicolás Gil Lavedra (director) con su humanidad.

Los 30 años de "Socorro 5° año"

- Este año la tira “Socorro 5º año” cumple treinta años. ¿Te imaginaste el impacto que iba a tener?

¿Ya 30?

 - Claro. El lanzamiento fue en 1990 y estamos en 2020

¡Qué horror! Estoy re grande. En su momento no esperaba que tuviese el impacto que tuvo. Siempre fui muy rebelde, desde todo punto de vista: político, actoral, humano.  En “Socorro”, la increíble creación de Rodolfo Ledo, todos sentíamos que íbamos a cambiar el mundo.

- La tira se atrevió a mucho, tocó temáticas impensadas para la televisión argentina de la década.

En el primer capítulo, Mariana Torres y yo hablábamos del aborto, y hoy, treinta años después, todavía esperamos para que nos dejen hablar sobre el tema. No entiendo cómo no se le da entidad a algo que claramente pasa. Con sororidad hacia todas las mujeres se evitarían cientos de muertes. La clase media no muere en el intento, la clase baja sí. Después, solamente es mostrar una realidad.

No va a haber más abortos porque salga la ley de despenalización, va a haber menos muertes. Pero esto todavía lo tenemos que explicar. Y la gente que no lo abarca ni siquiera puede escuchar toda la frase, porque el reclamo es: educación sexual para poder elegir, anticonceptivos, para no abortar y aborto legal para no morir. Mirá que viejos estamos y qué moderno era “Socorro”.

- Sería un buen momento para que repongan “Socorro 5º” año a ver si les entra en la cabeza.

(Risas) ¡Qué bueno! ¿Vos decís?

- Repusieron “Floricienta”, “Apariencias”. Podría funcionar.

Sí, ojalá. La televisión es un arma poderosa para generar conciencia. Hay gente que tiene computadoras, libros y accede a una educación, pero la televisión es como la escuela pública, hay que defenderla a capa y espada porque es el único espacio de pensamiento que  nos queda a todes.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►