Día del libro en Argentina: las historia de las mujeres que propulsaron esta fecha

Cada 15 de junio se celebra al libro en todo el país gracias a la iniciativa del Consejo Nacional de las Mujeres, hace 114 años atrás.

15 de junio, 2022 | 10.52

Desde hace 114 años que Argentina cuenta con su propia fecha nacional para celebrar el Día del Libro y esto sucedió, nada más y nada menos, que gracias a un grupo de mujeres que querían, entre otras cosas, difundir la literatura e incentivar a la lectura. Gracias a ellas, las integrantes del Consejo Nacional de Mujeres, cada 15 de junio se conmemora el Día del Libro Argentino.

A diferencia de lo que sucede a nivel mundial, cuando se celebra al libro el 23 de abril por la coincidente fecha de fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, Argentina cuenta con una historia propia para marcar en el calendario El Día del Libro. La conmemoración se remonta al año 1908, cuando el Consejo Nacional de Mujeres, fundado por la primera médica argentina, Cecilia Grierson, organizó La Fiesta de la Lectura: un evento pensado para incentivar al consumo de literatura nacional.

Para el 1900, año en que se fundó el Consejo Nacional de Mujeres, el contexto social argentino era propicio para la creación de este tipo de organismos debido a "la expansión de experiencias asociativas que permitieron a obreros, inmigrantes y estudiantes, entre otros grupos, formar espacios y visibilizar sus reclamos ante la mirada expectante del público", según explica Marcela Vignoli en su artículo El Consejo Nacional de la Mujer en Argentina y su dimensión internacional. De este proceso social también formaron parte las mujeres al participar de actividades culturales novedosas como podían ser las bibliotecas populares, las asociaciones literarias, artísticas y centros de maestras.

En este contexto, ese mismo 15 de junio de 1908, El Consejo Nacional de Mujeres entregó los premios del concurso literario perteneciente a la misma Fiesta del Libro e impulsaron la idea de darle un nuevo valor a la literatura. En ese momento, el evento generó una gran llegada a nivel cultural y, algunos años más tarde, logró consagrarse como un día a celebrar en todo el país.

Cecilia Grierson, primera médica argentina.

16 años después de esta celebración, en 1924, y con El Consejo Nacional de Mujeres original ya disuelto, el Presidente Marcelo Torcuato de Alvear reconoció la iniciativa de este grupo y oficilizó al 15 de junio como la fecha nacional de "La Fiesta del Libro". En aquel entonces, el decreto firmado por el mandatario decía: "Es del mayor valor educativo consagrar un día especial del año a la recordación del libro como registro imperecedero del pensamiento y de la vida de los individuos y las sociedades y como vínculo indestructible de las generaciones humanas de todas las razas, lenguas, creencias, etc".

Posteriormente, en 1941, el Ministerio de Educación Nacional renombró la fecha y cambió "Fiesta del Libro" por "Día del Libro", título que se mantiene hasta el día de hoy y que se celebra anualmente cada 15 de junio. Y aunque pasaron 114 años de la primera celebración, los objetivos de este día en el calendario argentino siguen siendo los mismos: incentivar el hábito de la lectura y revalorizar la literatura nacional.

Consejo Nacional de Mujeres: los primeros pasos del feminismo en Argentina

A mediados del 1900, un grupo de mujeres pertenecientes a la alta y media sociedad porteña, decidieron apoyar la iniciativa de la médica Cecilia Grierson y formar el Consejo Nacional de Mujeres, el primero en toda América del Sur. La creación de este grupo seguía el camino de una comunidad internacional de mujeres que se había formado durante la última década del siglo XIX y que confluían en el Consejo Internacional de la Mujer, creado en 1889 en Washington.

El principal objetivo de la comunidad internacional estaba radicada en el sufragio femenino, los movimientos de Paz y arbitraje y a las asociaciones que combatían la trata de blancas. Sin embargo, al momento de conformarse, el Consejo Nacional de Mujeres determinó sus propios ideales más allá de la lucha a nivel mundial. "Enaltecimiento para la mujer, despertar en ella sentimientos humanitarios y caritativos, estimulándola intelectualmente, sin por eso despojarla de los atractivos de su sexo, ni de la bondad ni la dulzura que debe encerrar su corazón", eran alguno de los objetivos.

Comité Ejecutivo del Consejo Internacional de la Mujer (1899).

Poco a poco, el Consejo Nacional de Mujeres empezó a ganar terreno en el ámbito cultural del país y llevó a cabo varias acciones como la propia Fiesta del Libro. Sin embargo, con el paso de los años, la variedad que lo caracterizaba en un inicio se disolvió y quedó en manos de un grupo más conservador de la sociedad. Pero pese a esta situación, El Consejo Nacional de Mujeres marcó la historia del feminismo en argentina y logró que se celebre la literatura nacional.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►