Descubrieron en Argentina y Chile un programa malicioso que genera una puerta de ingreso secreta a los dispostivos de las víctimas.

Primero, el virus bancario envía desde una dirección de correo una factura a pagar con un archivo adjunto en formato Word, Excel, Power Point o PDF. Al abrirlo, el equipo es tomado por los delincuentes, que pueden acceder al usuario y contraseña del Home Banking explicó el experto en ciberseguridad chileno Germán Fernández.

Además, el usurpador instala automáticame el software FlawedAmmy, que a su vez descarga otros dos archivos: uno para recopilar todos los correos electrónicos almacenados en el equipo para construir bases que perpetuan el código malicioso.

El otro, llamado Amadey, es el encargado por ejemplo de descargar y ejecutar malware adicional, robar inicios de sesión, registrar teclas pulsadas, robar accesos y claves de transferencias bancarias e incluso la instalación masiva de ransomware.

LEER MÁS: ¿Cuáles son los Bancos argentinos más frágiles?

TENÉ EN CUENTA:

- Mantener actualizado el software de seguridad y antivirus del equipo.

- No abrir documentos adjuntos de remitentes desconocido.

- No deshabilitar las funciones de seguridad.

En esta nota