Sorpresas en tiempos de pandemia: Karina La Princesita se reencontró con su mamá tras meses sin verse

La referenta tropical Karina La Princesita se mostró conmovida por la sorpresiva aparición de su progenitora en el estudio de La Peña de Morfi.

15 de marzo, 2021 | 22.20

Karina La Princesita estuvo presente en el regreso de La Peña de Morfi, y protagonizó un momento muy emotivo al reencontrarse con su mamá, Mónica Cuello, a quien no veía desde hacía mucho tiempo debido a la pandemia de coronavirus. "Hace un montón que no la veía", expresó. 

Cuando la artista estaba a punto de interpretar el hit Hasta el fin del mundo, tema dedicado a su madre, Mónica apareció en escena y la sorprendió por completo. “Justo con esta canción”, expresó Karina, conmovida. “La amo, hace mucho que no la veía. No es que estaba en casa. Hace un montón que no la veo a mi viejita”, agregó la exjurado del reality Cantando 2020.

"Me emociona mucho siempre desde el primer Gran Rex. Yo la tengo como mi bebé y cuando veo que canta siento que, como a mí, ella le llega a miles al corazón. Ella cuando va a grabar un tema y me lo hace escuchar, le digo: ‘Se me paran los pelos’”, compartió Mónica, después de un tierno abrazo con su hija.

Y agregó: “Se vienen imágenes de cuando Kari era chiquita. De cuando la tenía en la panza por la gran emoción que yo sentía de estar embarazada o cuando era chiquita y mientras comía estaba tarareando. Quería ser modelo, quería patinar. Lo importante es que lo intentaba. Tengo un video en el que se cayó cuando patinaba, se levantó y lo hizo igual. Es un ejemplo”.

Por su parte, La Princesita llenó de elogios a su progenitora: “Mi mamá es mi ejemplo. Es una mujer muy fuerte, resiliente. Que a pesar de todas las cosas siempre se esforzó y nos priorizó a mi hermano y a mí. Mi vieja se pasaba 24 horas del día trabajando de lo que sea. De limpieza, atendiendo un negocio, y seguía trabajando en el subte vendiendo comida para pagar el alquiler y que no nos falte nada”. "Ella siempre dejaba de lado lo que le pasaba, y no tendría que ser así, pero lo dejaba de lado porque nos amaba más que a ella misma”, cerró Karina. “La felicidad es que siempre los tuve conmigo, eso era todo”, completó Mónica, su madre.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►