Alberto tuvo un mano a mano con L-Gante: "Llegaste por tu mérito, sos un flor de tipo"

Alberto Fernández recibió a L-Gante en la Quinta de Olivos y hablaron sobre la política, su camino con la música y sus aspiraciones personales.

03 de octubre, 2021 | 20.45

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, adelantó imágenes sobre su encuentro con el cantante Elián Valenzuela, más conocido como L-Gante en la residencia de Olivos. La charla, que duro más de una hora, se pudo escuchar a partir de las las 20 horas a través de YouTube.

En el video que compartió Alberto Fernández se pueden ver a L-Gante junto a su pareja, Tamara y su beba recién nacida, Jamaica, acompañados por el mandatario y la primera dama, Fabiola Yáñez. A lo largo de toda la charla, hablaron sobre distintos temas: las ganas que tiene L-Gante de estudiar una carrera universitaria, su pasión por comunicar mensajes sociales a través de la música y sus visiones sobre la política.

“Para mí es un gusto. Me recibieron y me trataron de diez. Es como: ‘Mirá a dónde llegué’”, le dijo L-Gante y le agradeció por haberse tomado el tiempo de escuchar a una persona joven como él, a lo que Alberto le contestó: “Llegaste por tu mérito. Tenés que estar muy orgulloso de esto. Sos un flor de tipo. Nunca pierdas tu humildad, tu amor por tu vieja, tu amor por tu mujer. Nunca te olvides que tenés un talento natural. Usalo bien. No todo el mundo puede llegar al otro como llegás vos”.

“Ayer lo recibí a Elián, L-Gante. Un joven talentoso y muy comprometido con la realidad de la juventud en Argentina. Habíamos quedado en vernos y esperé a que pasaran las elecciones para poder conversar con él sin que la disputa electoral enturbiara el diálogo. Quería escucharlo. Me importaba su mirada sobre el presente. Sé muy bien cómo lo valoran sus millones de seguidores”, relató Alberto al principio del video sobre esta charla, que describió como “franca y sincera, despojada de formalismos”.

Los comienzos de L-Gante en la música, en diálogo con Alberto Fernández

“Contame cómo empezaste”, le pidió Alberto. “A los quince años empecé a trabajar en negro en una fábrica de plásticos porque había tenido el susto de que iba a ser papá. Fui a buscar laburo el primer día y el primer día conseguí”, relató L-Gante. “Ni bien llegué el primer día le digo al del trabajo: ‘Nah, a mí me gusta la música. Te soy sincero, me quedaré acá hasta que la pegue con algún temita”. Hasta que tuvo que renunciar para dedicarse de lleno a la música cuando empezó a convertirse en un verdadero compromiso.

“Yo además de cerrar bocas y hacer música quiero hacer una carrera”, le contó L-Gante, a lo que el Presidente le respondió que estudiar siempre es una muy buena decisión y le insistió para que terminara el secundario. “Todo esto que yo cantaba sobre el barrio, las secuencias, las drogas, yo lo tomaba como un: ‘Mirá, me sucede esto, qué bueno que está’. Y no, esto no está bueno. Pasa, pero no está bueno”, reflexionó el artista.

“¿Por qué la cumbia 420, qué quiere decir?”, le preguntó Alberto. “Es por la marihuana. Yo quiero naturalizar que los jóvenes no tengan miedo a la hora de hablarlo con alguien mayor”, le explicó. En ese momento, entró la mamá de L-Gante a la sala y se sentó al lado de la novia de su hijo y de su nieta recién nacida.

“Estaba hablando con tu hijo. Tenés un hijo espléndido. Le contaba que yo soy amigo hace muchos años de los Calamaro y vine con ganas de conocerte por todo lo que dijo Javier”, expresó Fernández. Por último, el Presidente hizo una reflexión sobre estos últimos meses: “Para mí la política es escucharnos. Yo no soy el dueño de la verdad, nadie lo es. Fueron tiempos difíciles, horribles. Ni nuestros padres ni nuestros abuelos vivieron una pandemia. Es una tragedia. Nosotros no nos damos cuenta, pero somos sobrevivientes de una tragedia”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►