Iván de Pineda se tentó al aire con una burrada de Mauricio D'Alessandro y no pudo seguir con el programa

El conductor de Pasapalabra estalló de risa ante una curiosa pero errada respuesta de Mauricio D’Alessandro, pero tardó varios minutos para reponerse y seguir con el programa.

04 de mayo, 2021 | 19.23

El abogado Mauricio D'Alessandro participó este sábado en Pasapalabra en su edición famososel programa de juegos que conduce Iván de Pineda en Telefé. Al momento de participar en "el rosco" del programa, D'Alessandro sorprendió al conductor con una respuesta desopilante, pero Iván no pudo contenerse y tuvo un ataque de risa al aire que casi le impidió volver al juego. 

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Para adivinar la palabra oculta que comenzaba con la letra L, Iván De Pineda le dio la consigna al mediático abogado: "Huevo de piojo que suele estar adherido a los pelos de los animales, huéspedes de este parásito". Ahí, D'Alessandro se supo derrotado, pero en lugar de cantar “pasapalabra” para pensar la palabra y contestarla después, se arriesgó y acabó con la calma del conductor que tiene acostumbrados a los televidentes a observaciones serias y amables.

“Ladilla”, respondió el abogado de Matías Morla, pero la respuesta correcta era “Liendre”. “Bueno, liendre”, corrigió el conductor, que en un principio intentó disimular la gracia que le había causado la respuesta de D'Alessandro. Sin embargo, con el correr de los segundos, la risa se le volvió incontenible. De hecho, cada vez que intentaba dar paso al próximo paso del juego, volvía a reírse.

Inevitablemente, Nazarena Vélez, Nati Jota, Germán "Tripa" Tripel, Debora D´Amato y Ezequiel Campa, los participantes del día, estallaron a carcajadas. “Espero que no sea autorreferencial”, comentó irónico Iván. Pero el abogado, fiel a su trabajo, intentó defenderse al expresar: “es que son parecidos, la única diferencia es la ubicación”, puesto que las liendres estarían en la cabeza, según él, y la ladilla en la zona púbica.

“Ladilla es otra cosa...”, aclaró el conductor aunque el abogado insistía en justficar su error y hasta expresó que la liendre y la ladilla coincidían en su tamaño, pero al expresar “chiquitita”, Iván se perdió por completo entre risas y hasta confesó: “¡Estoy explotado, no puedo más!”. A continuación, cuando intentó seguir adelante con el programa, el conductor no pudo continuar.

Era el turno de Ezequiel Campa, quien debía, al igual que D'Alessandro responder las preguntas de "el rosco", pero el conductor de Pasapalabra no lograba recobrar la seriedad para plantear nuevamente el cuestionario. “Es buenísimo que no pueda parar de reírse”, celebró Nazarena Vélez. Aunque intentó respirar hondo varias veces para recomponerse, Iván no pudo y, avergonzado, reconoció: “Esto no es profesional, perdonen”.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►