Nuevo capítulo en el conflicto legal de Esmeralda Mitre y su familia

El periodista Luis Ventura dio información exclusiva sobre la situación del clan, a más de un año de la muerte del empresario.

02 de julio, 2021 | 19.38

Después del fallecimiento del empresario, las peleas por la herencia y los enfrentamientos legales dividieron a la familia de Bartolomé Mitre. El periodista Luis Ventura reveló información desconocida sobre el caso y dejó en claro que los conflictos intrafamiliares ya habrían sido resueltos, pero los asuntos con las asociaciones y empresas aún dan dolores de cabeza a los herederos.

Esmeralda fue la que pateó el tablero y ella reclama el 25% del grupo KMB S.A.", explicó Ventura en alusión al pedido de la ex participante del Bailando y luego detalló el significado de cada una de las letras de la sigla: "La K de Kinucha, hermana del empresario, la M de Mitre y la B de Bartolomé, esa es la sociedad”. “Lo que está en juego en este litigio son, como mínimo, 30 millones de dólares”, culminó el periodista en Fantino a la Tarde

Por otro lado, el ex panelista de Intrusos dejó en claro que hay una fracción de la sucesión en la que hay acuerdo de todas las partes y se trata de los inmuebles que poseía el dueño de La Nación. “Nequi Galotti se queda con la propiedad de la calle Juramento; a Santos, hijo de la modelo, le pagan una suma de dinero importante; Rosario y Dolores se dividen otro departamento y Esmeralda se queda con una propiedad en la calle Ombú. Por otro lado, los campos se tienen que vender y dividir por los cinco herederos”.

“Además, lo que Esmeralda reclama son las cuentas en negro que su padre, en vida, le dijo que tenía en Suiza”, remató Ventura sobre el conflicto de los Mitre. “Acá el gran tema es ella, que patea el tablero desde un lugar no predecible, que no forma parte del habitual reclamo empresarial”, expresó y continuó: “Pero el tema familiar, finalmente, ya está arreglado; ahora el problema es con las sociedades y la empresa”.

Más tranquila que nunca

En este último tiempo, Esmeralda se alejó de los medios y se propuso tomarse la vida con calma, después de una serie de años desafortunados. “Necesitaba cambiar, sentirme que había un cambio profundo en todo sentido. Estuve de vacaciones en Uruguay visitando a mi madre, haciendo mucha búsqueda interna, buscando mi interior y volviendo a mi ser. Buscando la tranquilidad de vuelta”, expresó en una reciente entrevista y siguió: “Fueron años muy duros que hicieron efecto dominó, la separación, la muerte de mi padre, el litigio familiar y todo el tema con el diario La Nación”.
 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►