Apenas semanas después de la investigación que realizó El Destape sobre los falsos aportantes de campaña de Cambiemos durante el año pasado, que ya ascienden a 850 casos, en su gran mayoría, correspondientes a personas pobres del conurbano bonaerense, ahora comenzaron a aparecer decenas de casos de integrantes de la alianza gobernante que denuncian figurar en el listado de financistas de la contienda electoral de 2015, aunque jamás pusieron un peso.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

Según un relevo realizado por el portal de noticias platense Diagonales, se encontraron listados completos de candidatos a intendente, concejales y hasta consejeros escolares de Cambiemos en al menos 15 municipios de la Provincia, por un total que superaría largamente los 8 millones de pesos.

De esta forma, la cantidad de falsos aportantes a la campaña de Mauricio Macri presidente y María Eugenia Vidal gobernadora de 2015 ya asciende a cientos de casos, todos ellos integrantes o ex integrantes de la alianza oficialista, que, se estima, aportaron entre $13.000 y $50.000.

Embed

Los principales casos relevados se dieron en municipios como Tandil, La Plata, Tres Arroyos, Carmen de Patagones, Pehuajó, General Arenales, Las Flores, Carmen de Areco, General Madariaga, General Villegas, Laprida, General Paz, entre otros.

Tal es el caso de Jorge Más, el ex candidato a intendente de Pehuajó por Cambiemos, que en diálogo con El Destape dominical reveló que "jamás" había puesto un solo centavo para la campaña presidencial o provincial, dado que "todo lo que tenía" era para su campaña distrital, o el de Hugo Constanzo, ex candidato a consejero escolar, que admitió haber integrado la lista "por pedido de un amigo" y "jamás haber aportado trece mil pesos" a la firma oficialista.

Estos nuevos casos se dan en medio de la polémica por los aportantes de campaña truchos que publicó este medio semanas atrás, y tiene también en el centro de la polémica a María Eugenia Vidal y su círculo de confianza: por un lado Federico Salvai, armador político de la gobernadora, y por el otro, María Fernanda Inza, una de las máximas responsables de la ingenieria financiera de Cambiemos para blanquear el dinero durante las contiendas electoral.

Tal es el grado de responsabilidad de Inza en ambos casos, que en 2015 colocó a su tía, de 84 años, como la "encargada del informe económico-financiero" de la alianza Cambiemos en 2015, para evitar ser ella quien firmara el informe y así también ahorrarse cualquier problema legal a futuro. En el caso de la campaña 2017, Inza figura como la tesorera del PRO, donde casualmente figuran afiliados el 99% de los aportantes falsos de la campaña, tal como comprobó el fiscal Jorge Di Lello a instancias del artículo de El Destape.

En esta nota