Lejos de alcanzar el objetivo deseado, sólo se blanquearon U$S 4.600 millones en la primera etapa. En un principio el Gobierno deseaba que ingresen U$S 60.000 millones en todo el proceso, aunque hoy disminuyó su objetivo a 20 mil millones. Resta la exteriorización de dinero y propiedades en el exterior.

Hoy vence el límite para abrir cuentas bancarias destinadas a depositar billetes negros dentro del país. Ante esto, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y el titular de la AFIP, Alberto Abad, anunciaron en rueda de prensa conjunta que se presentaron declaraciones juradas por U$S 4.600 millones, aunque no todo ese monto fue aún transferido.

LEER MÁS: Bancarios consideran una provocación que las entidades abran los sábados por el blanqueo

Una vez tramitada la cuenta especial, el nuevo plazo se estiró hasta el 21 de noviembre para pagar la tasa del 1% de las cuentas inmovilizadas y el posterior depósito del monto a exteriorizar.

"Seguramente no va a ser la etapa más voluminosa", se atajó Prat Gay. En promedio, cada argentino que blanqueó aportó U$S 80.000 negros. El 90% de ese monto se ahorró en dólares.

La primera etapa resultó muy inferior a las metas oficiales, que en un principio eran U$S 60.000 millones. Sin embargo, en vista del avance del sinceramiento, a principio de mes el ministro de Hacienda recortó su objetivo a un tercio.

Hoy Prat Gay ratificó que estará satisfecho si en total consiguen que se exterioricen más de U$S 20.000 millones.

Aún restan las etapas para blanquear cuentas bancarias y propiedades en el exterior. Para presionar a los evasores, la AFIP envió agentes para recaudar información registral pública en Estados Unidos, Uruguay y Brasil.

En esta nota