Las cenizas del volcán Calbuco ya están en Buenos Aires pero los ministerios de Salud nacional y porteño aseguraron que no son tóxicas pero pueden ocasionar problemas respiratorios y ardor en los ojos y en la piel.

Las carteras sanitarias difundieron recomendaciones ante el desplazamiento de la nube de cenizas, que cubrió la zona centro del país y que según el Servicio Meteorológico Nacional puede llegar hasta Uruguay. El ministerio de Salud porteño informó en un comunicado que las cenizas "no son tóxicas", pero en algunos casos pueden provocar ardor y picazón en las mucosas respiratorias y ocasionar irritación en ojos y piel.

"Las personas con trastornos respiratorios (asma, inmunodeprimidos, alérgicos) pueden estar más afectados, pero sin consecuencias graves", advirtió, y pidió que ante las dudas acerca de los síntomas es necesario consultar a un médico o concurrir a un hospital o centro de salud.

En tanto, el ministro de Salud, Daniel Gollán, afirmó hoy que las partículas de ceniza que llegaron al territorio bonaerense y la Capital Federal se están manifestando "en cantidades ínfimas".

"Es un polvo muy finito de sílice y calcio. Flota mucho y se dispersa ampliamente", precisó en declaraciones a radio Del Plata. El funcionario dijo que el panorama "es bueno" y "está bajo control", pero pidió "tomar precauciones del tipo alérgicas y respiratorias".

El ministerio de Salud nacional difundió también un comunicado con recomendaciones para a los pobladores de las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, las más afectadas por la lluvia de cenizas. Solicitó "permanecer en el interior de las viviendas o instituciones y en el caso de exponerse al aire libre deben utilizar máscaras protectoras, pañuelos de trama fina o barbijos dobles como sustitutos para retener las partículas respirables".