COVID-19: en CABA, 9 de cada 10 infectados son de la subvariante BA.2 de Ómicron

Epidemiólogos y especialistas alertan el impacto de la variante, que causó un aumento del 54% de los infectados en relación a la semana anterior.

11 de mayo, 2022 | 20.13

Según un nuevo informe del Proyecto Argentino de Secuenciación Genómica de SARS-CoV-2 (PAIS), cerca del 90% de los resultados positivos de personas con COVID-19 corresponden al sublinaje BA.2 de la variante Ómicron. Los expertos creen que el avance de dicha mutación se da por el relajamiento de los cuidados y también por la caída de la inmunidad -antural y adquiridad por las vacunas contra la enfermedad-.

Hace ya varias semanas, el Ministerio de Salud de la Nación y diferentes expertos que estudian la evolución del virus remarcan que hay un importante incremento de la cantidad de casos en nuestro país. Por ejemplo, este domingo, se registraron 17.646 infecciones a lo largo y ancho de la Argentina -lo que representa un aumento semanal del 54% de los casos de coronavirus-.

En el documento publicado el pasado martes, el Proyecto PAIS confirmó: "El linaje BA.2 de Ómicron es predominante en la CABA desde la primera quincena de abril, donde desplazó al linaje BA.1, asociado a la última ola de COVID-19 en nuestro país durante el mes de enero". Y sostienen: "En las últimas semanas analizadas (fines de abril), el linaje BA.2 fue detectado en el 87% de los casos". 

Cabe remarcar que cuando se conozca el informe completo, podrán confirmar qué ocurre con el resto del país y si la BA.2 también es dominante en las demás jurisdicciones. "No necesariamente es la única causa de este aumento de casos porque, más allá de que es una versión del virus, mas transmitible, hay un factor que para mí es muy importante que es la caída de la inmunidad", dijo el virólogo del proyecto, Humberto Debat a Agencia Télam.

En el informe, remarcan que el linaje BA.1 se diseminó mundialmente a fines del 2021 y ha impulsado la última gran ola de nuestro país mientras que el linaje BA.2 -de más reciente expansión- ya desplazó a la anteriormente mencionada en varias regiones del mundo. Cabe destacar que los linajes BA.4, BA.5 (ambas en Sudáfrica) y BA.2.12.1 (en Estados Unidos) cobraron un especial interés a nivel mundial por estar unidas a un importante crecimiento en el número de casos.

Más allá del aumento de casos, remarcan que "hasta la fecha no hay evidencia de un aumento en hospitalizaciones o asociación con severidad diferencial relacionada a estos linajes" pero, de todas maneras, agregan que "es posible que su transmisión se vea favorecida por un escape inmunológico frente a la respuesta inmunitaria desarrollada por infección previa con otras variantes o por vacunación".

Además, sostienen que se realizó la detección de tres casos de dos linajes emergentes de Ómciron de reciente atención mundial por su asociación con aumento de casos y evasión inmune, uno perteneciente al linaje BA.4 (la primera detección en América del Sur, que se dio en la Ciudad de Buenos Aires sin nexo conocido con viajes internacionales) y dos al BA.2.12.1. (los primeros en Argentina -en CABA y Chaco-, el último con nexo epidemiológico con un viajero a México).

Por esta razón, en el contexto epidemiológico global actual, recomiendan "reforzar las medidas de cuidado -ventilación de ambientes, uso de barbijos y distanciamiento físico- para evitar una mayor propagación de estos linajes en nuestros país" y al mismo tiempo, resaltan la importancia de "completar esquemas de vacunación", accediendo a las dosis de refuerzo.

El bioquímico Rodrigo Quiroga avisó a través de sus redes sociales, a principios del mes de mayo: "Estamos ante el comienzo de una ola por variante BA.2. Sé que a la mayoría no le importa, pero para los que quieren contagiarse la menor cantidad de veces posible: colocarse urgente una dosis refuerzo y retomar cuidados (ventilación y barbijo) hasta que pase la ola". De todas formas resaltó que, además de la subvariante, también hay otros factores como el comportamiento, los cuidados o la estacionalidad que ayudan al aumento de casos.

En la última semana, la Ciudad reportó un promedio de 174 casos cada 100 mil habitantes; lo que implica un crecimiento del 77% respecto a la semana anterior según datos de Martín Barrionuevo. "Los casos están aumentando y probablemente este sea el inicio de una nueva ola de contagios pero decididamente no se va a tratar del esquema que veníamos observando, sino que la enorme mayoría de los casos va a ser leve", dijo el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, en Radio Rivadavia.

Con respecto a esto último, Quirós sostiene que serán leves por el "alto nivel de vacunación" en todo el país y por la "inmunidad híbrida" -combinación entre la vacunación y haber tenido la enfermedad en algún momento-. A su vez advirtió que "la pandemia no terminó" sino que se encuentra en una etapa de transcisión y remarcó que el barbijo sigue siendo obligatorio en interiores.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►