Mejores Heladerías de Buenos Aires

10 de agosto, 2022 | 00.15

¿Sabías que los turistas del mundo, cuando van a viajar a nuestra capital, se pasan datos de las mejores heladerías de Buenos Aires? Resulta que nuestro país, y especialmente CABA, se destacan en el mundo por la calidad de las cremas heladas.

De hecho, para nosotros no resulta una locura antojarse de un heladito en pleno invierno. Curioso, ¿verdad? Sobre todo teniendo en cuenta que históricamente las heladerías, a lo alto y ancho del planeta, han cerrado en temporada de frío.

Sucede que el helado es mucho más que un postre: es un ritual. Cremosos, al agua, osados y tradicionales, los hay para todos los gustos. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Heladerías de Buenos Aires

Si sos fanático de esta herencia italiana de la que tan bien nos apropiamos, no te pierdas este listado de las mejores heladerías de Buenos Aires.

Antiche Tentazioni

De fuerte tradición italiana, Antiche Tentazioni se destaca mundialmente entre las heladerías de Buenos Aires. Se dedica a elaborar de manera artesanal un “auténtico gelato”.

Su producto presume una excelente calidad que se logra con materia prima local de excelencia. Acá no hay nada de agregados artificiales ni conservantes: el sabor es auténtico.

De hecho, uno mismo puede ser testigo del proceso artesanal de elaboración. Los clientes pueden ver cómo los lácteos, las frutas, los chocolates y demás ingredientes se convierten en el producto que están por disfrutar.

La historia de este negocio es especial. El argentino Alberto Pasquini había emigrado a Padova, Italia, con su familia. Después de una carrera en fundición, se animó a perseguir un sueño de toda la vida: nada más ni nada menos que abrir una heladería.

Estudió 3 años con maestros heladeros en la capital del helado. Evidentemente las clases fueron bien: Antiche Tentazioni, primero abierta en Italia, no tardó en ser galardonada. 

 

En 2017 quedó seleccionada entre las 10 mejores heladerías de Italia. Al año siguiente, su tiramisú fue reconocido como el mejor de ese país. 

El proyecto no tardó en desembarcar en Palermo y hoy tenemos el agrado de incluir a Antiche Tentazioni entre las mejores heladerías de Buenos Aires. Está ubicada en Honduras 4770. Abre de domingo a jueves de 13:30 a 00:45 h y viernes y sábados de 13:30 a 01:45 h.

Búffala

Su nombre está inspirado en su producto estrella, ya que elaboran sus helados con leche de vaca y de búfala. Se trata de la materialización de un sueño argentino de sabores italianos.

Los dueños de Búffala no abrieron sus puertas en el barrio de Recoleta, hasta después de haber degustado variedad de gelatos en Italia. Ofrecen una carta con decenas de helados junto con productos de cafetería y pastelería. 

Entre sus sabores, se destacan algunas opciones muy originales. El sabor baklava, por ejemplo, está hecho con helado de nuez y masa filo y trozos del tradicional dulce árabe.

La originalidad también se deja ver en algunos nombres, como en el “chocolate hipnótico”: la conjunción perfecta entre chocolate blanco y negro, con brownie de chocolate blanco, crema chantilly tradicional y crema chantilly de cacao negro. ¿Lo probarías?

Búfalla se encuentra en Av. Pueyrredón 2100 y abre de domingo a jueves de 12:00 a 00:00 h, y viernes y sábado de 12:00 a 01:00 h.

Cadore

No cualquier heladería puede presumir de estar en la lista de las 10 mejores según National Geographic. Y ese es el caso de Cadore, la que en 2017 salió seleccionada en el libro Food Journeys of a Lifetime, que lanza anualmente la reconocida publicación.

Cadore es el nombre del pueblo italiano de los Alpes en donde nació este sueño, hace más de 7 décadas. 

Silvestre Olivotti emigró desde allí a la Argentina. Trabajaba en el rubro de la construcción y hacía helados de manera artesanal, como hobby. Cuando finalmente abrió su primer local en Floresta no se imaginaba que estaba fundando la que sería una de las mejores heladerías de Buenos Aires.

Hoy, cuenta con dos sedes: la céntrica está ubicada en la famosa calle Corrientes al 1695 y la otra en Cuenca 2977, en el barrio de Villa Parque. Cada una produce in situ el helado que venden, para no sacrificar en absoluto el proceso artesanal.

Ambas abren por la tarde, con ligeras diferencias horarias. La sede de calle Corrientes no abre los lunes.

Cimino R

Si hay un sector en el que la herencia italiana está presente, es en las heladerías argentinas y el caso de Cimino R no es la excepción. Sin embargo, esta no es tanto una historia de tradición, sino de formación y perseverancia.

La argentina Belén Cimino estaba viviendo en Turín, Italia, cuando comenzó a dar forma a su sueño helado. Sin embargo, sabía que la aspiración no era suficiente. 

Volvió al país, en donde comenzó a trabajar como ayudante de pastelería. Mientras tanto, se educó formalmente en el Instituto Argentino de Gastronomía, donde consiguió dos títulos: profesional gastronómica y pastelera profesional.

Sin dudas semejante antecedente se manifiesta en la calidad de su producto. En Ciminio R los sabores son únicos, y es porque nacieron de la mente y el paladar profesional de Belén.

Se trata, sin dudas, de una parada obligada en el recorrido por las mejores heladerías de Buenos Aires. Los helados son producidos diariamente, para garantizar los mejores sabores y texturas en todo momento.

Ciminio R está ubicada en Rómulo Naón 2186, en Belgrano R. Si vas a visitarla, prestá atención a los horarios: martes a jueves de 14:00 a 23:30 h; viernes de 14:00 a 00:00 h, sábados de 11:00 a 00:00 h y domingos de 11:00 a 23:30 h. 

Diecci

En este listado solo entran los productos reales y de calidad. Si entrás a una heladería y resulta que la carta a veces (o siempre) varía, ponete contento. Es una buena señal.

Es el caso de Diecci que ofrece una carta de helados realizada con materia prima estacional y agroecológica. No hay nada de conservantes, aditivos ni colorantes. Solo sabores, aromas y texturas reales.

Diecci abrió sus puertas en el barrio de Devoto en 1993. Si te paseás por el barrio, acá tenés una parada infaltable. Está en Chivilcoy 3405. Abre de domingos a jueves de 11:00 a 00:00 h; y viernes y sábados de 11:00 a 01:00 h.

Finde

Esta joven heladería nació en 2020 y causó un revuelo en el barrio de Palermo Hollywood. Y se puede decir con tranquilidad que lo jovial no le quita el respeto por la tradición: en Finde vas a encontrar más de 2 decenas de cremas heladas producidas de manera artesanal en el mismo local.

Pero no solo de helado vive el hombre. Una notable carta de postres se suma a la variedad de helados, junto con cafés de especialidad, desayunos y brunchs.

Finde ofrece una experiencia única para los dulceros que quieran aventurarse en el placer ocioso del postre. Si sos amante del café, no solo sus baristas tendrán con qué conquistarte. Si te llegás a animar, el helado Flat White te espera.

 

Finde queda en Ravignani 1949. Abre todos los días de 9:00 a 00:00 h.

Helados Gruta

Gruta es un clásico de Belgrano. Caracterizada por sus pequeñas dimensiones y su ubicación un poco escondida, a esta heladería la conoce todo el barrio. 

El negocio está a cargo de la familia Ambieni, pero no fue fundado por ellos. De hecho, cuando Don Héctor Ambieni lo adquirió, Gruta estaba en decadencia.

La dedicación y habilidad que toda la familia puso en la producción artesanal de helados y la atención al público, cambió el rumbo de la historia. Hoy, Gruta es un infalible del barrio que sigue ofreciendo a los vecinos las recetas de don Héctor. Él se retiró y sus hijos quedaron al timón.

Helados Gruta queda en José de Sucre 2356. Abre en la semana de 13:00 a 20:00 h y los fines de semana, de 12:00 a 22:00 h.

Il Trovatore

Un clásico de Caballito. Il Trovatore abrió sus puertas en 1963, con el italiano Vito diana a la cabeza. 

Con el máximo de los respetos al vero gelato italiano, el producto que ofrece en sus vitrinas no lleva nunca más de 24hs allí. La elaboración es diaria.

¿El gusto más famoso? Es difícil decirlo, pero sin dudas el helado de amarena es una especialidad de este lugar. El dulce de frutos rojos y la crema ácida helada se conjugan de la mejor manera en Il Trovatore, una de las mejores heladerías de Buenos Aires.

Si querés ir a probarlo, tenés que dirigirte a Av. Rivadavia 5078. Abre de lunes a jueves de 12:00 a 01:00 h; viernes de 11:00 a 03:00 h; los sábados hace trasnoche de 11:00 a 04:00 h y domingos de 11:00 a 01:00 h.

Lucciano’s

Lucciano´s es todo un caso de emprendedurismo argentino. Padre e hijo tuvieron una visión: innovar en una industria en la que lo tradicional es ley. 

Daniel y Christian Otero viajaron primero a Italia para formarse en el tema. Luego abrieron su primer local, en Mar del Plata. ¿Lo novedoso? Bien, la novedad está en sus paletas y ice-pops, que si todavía no probaste seguro conocés al menos en fotos.

Además, los locales rompen con lo tradicionalmente esperable de una heladería. Los Otero importaron vitrinas de Europa para exhibir su producto con el mayor de los lujos. 

A poco más de 10 años de su inauguración, Lucciano´s es una cadena internacional con presencia en varios países del mundo. Una propuesta diferente que no podés dejar de probar.

Scannapieco

Un verdadero proyecto familiar, Scannapieco, como muchas de las mejores heladerías de Buenos Aires, es el proyecto de una familia italiana que hace décadas emigró a nuestro país.

Andrés Scannapieco trajo sus saberes desde la Costa Amalfitana, en donde trabajaba como reconocido pastelero. Fue en Buenos Aires que cumplió su sueño de tener su propia heladería.

El  helado se convirtió en mandato familiar. Hoy, el local está a cargo del nieto de Andrés, quien no se quedó solo con lo heredado. Su dedicación lo llevó a estudiar en la Italia de su abuelo y traer de allí no solo conocimiento, sino también la mejor tecnología.

Scanappieco queda en Av. Álvarez Thomas 10. Abre de lunes a jueves de 12:00 a 00:00 h y de viernes a domingos de 12:00 a 01:00 h.

Via Flaminia

Alguna vez tenés que haber visto una foto de un cucurucho de un metro de largo. Si es así, estabas, seguramente, delante de un helado de Via Flaminia, la más famosa heladería de Acassuso.

En 1965 fue fundada por una pareja de inmigrantes italianos, Antonio y Amparo Capraro. El estilo que imprimieron en su heladería se mantuvo hasta hoy, cuando ya es ícono.

Sus muchas tonalidades de rosa, la escalera caracol y una fachada tradicional única la convierten en un escenario predilecto entre los vecinos. Tan popular es la esquina, que en ella se encontraron los ladrones que llevaron a cabo el famoso “robo del siglo” en el Banco Río, en 2006: un dato curioso que la distingue con un plus de misticismo urbano.

 

Pero, como dijimos, si hay algo que la hace diferente es la dimensión de sus cucuruchos. Están bañados de chocolate, como estrategia clave para evitar que se desarmen. De lo contrario, estas clásicas torres, que miden entre 60cm y 1m, no lograrían sobrevivir.

En este video, subido por un cliente a Youtube, se ve de qué se trata.  No podés perderte esta experiencia única que ofrece una de las mejores heladerías de Buenos Aires. Eso sí: ¡andá con hambre!

Conclusión

Que nuestra herencia italiana está presente en nuestros hábitos y costumbres no es novedad. La presencia de la gastronomía que trajeron nuestros antepasados no se discute y la recordamos, por ejemplo, cada día de pastas en familia.

Pero algo dulce exige la costumbre, y allí también está presente la tradición. La calidad de los helados argentinos sorprende a los turistas de todo el mundo, y no es para menos.

Tradicionales y excéntricos; en cucurucho, paleta o bandejita, las cremas heladas argentinas son un verdadero lujo. En este artículo te comentamos la historia de varias de las mejores heladerías de Buenos Aires.

¿Cuántas de ellas conocés? No dejes de probar ninguna. Ahora vas a disfrutar no solo de los sabores y las texturas. Detrás de cada colorido mostrador está el sueño vivo de alguna familia que decidió dedicarse a ofrecer dulzura a sus vecinos.

Para seguir conociendo sobre Buenos Aires, su cultura y gastronomía, no dejes de leer El Destape.

Las más vistas

LA FERIA DE EL DESTAPE ►