Qué es la copa menstrual: pros y contras del producto que es furor

El producto menstrual se convirtió en uno de los más elegidos para acompañar el período. Cuáles son sus beneficios y cuáles las dificultades que pueden surgir durante el proceso de adaptación.

02 de febrero, 2021 | 17.14

La copa menstrual se convirtió en un producto muy buscado y también elegido por las mujeres y personas con capacidad de menstruar por su comodidad y practicidad. Su uso se volvió más habitual y ya es común escuchar recomendaciones por parte de quienes la eligen firmemente por sobre las toallitas menstruales o tampones.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

En las últimas horas se volvió viral la historia de Paloma Giordano, una atleta argentina de 18 años que sufrió una infección en las trompas de falopio y que, en un principio, pensó que había sido por el uso de la copa menstrual, aunque luego lo desmintió. “Lo que me pasó lo generó una bacteria y no la copita. Me podría haber pasado con un tampón, una toallita o un dispositivo intrauterino (DIU)", sostuvo la joven y contó que ella elige a la copita por sobre el resto de los productos para usar durante su período. Pero, ¿por qué la copita menstrual se convirtió en el producto menstrual preferido de muchas personas?

Qué es la copita menstrual

La copa menstrual es un recipiente de silicona médica o de TPE (elastómero termoplástico) que se introduce en el interior de la vagina (igual que un tampón) durante la menstruación. Este "vasito" está hecho de material hipoalergénico y es muy flexible, por lo que logra adaptarse a las paredes vaginales en todo momento independientemente del movimiento que hagamos. En su interior recoge todo el flujo que baja durante el periodo menstrual.

No solo es elegida por su comodidad y por su larga duración, sino también porque es una alternativa reutilizable y ecológica: cada copa dura aproximadamente 10 años. Además, vienen por talles, según la edad y partos vaginales de cada persona.

Cómo se usa la copita menstrual

  1. Esterilización: colocar la copita en agua hirviendo entre 3 y 5 minutos. 
  2. Doblar la copa: hay dos muy comunes. El primero es formando una C o U con uniendo los bordes de la copa y el otro es "punch down", presionando un borde hacia abajo y sosteniendo la copa desde casi la base.

Copita: forma de "U" o de "C".

Copita: forma "punch down".

  1. Introducir: lavarse las manos, relajar la zona (la vagina es un músculo y si estamos tensas es más difícil que la copa entre cómodamente) e introducir la copita. Tip: es importante saber que debe apuntar en dirección a la columna, levemente hacia atrás y no hacia arriba.
  2. Chequear si está bien puesta: bordear con el dedo el contorno de la copita y girarla desde la base para sentir que se selló a las paredes vaginales.
  3. Quitar: sin tirar, con las manos limpias y los músculos vaginales relajados, tomar la copa desde el agarre y acercarla hacia afuera. "Pinchar" la copa con los dedos suavemente y pinchándola con los dedos suavemente e intentando sacar el aire para que deje de hacer sopapa. 
  4. Vaciar, esterilizar y guardar: vaciar el contenido que está dentro de la copa y enjuagarla. Si ya terminó tu período, esterilizarla nuevamente y guardar en una bolsita preferentemente de tela. Sino, volver a colocar.

A favor

  • Es reutilizable y ecológica: cada copa dura aproximadamente 10 años.
  • Tiene distintos talles para adaptarse a cada cuerpo.
  • Una vez que la colocas, dura 12 horas .No obstante, la cantidad de flujo determinará la frecuencia para vaciar la copa: si una toallita la podemos tener unas 4 hs puestas, la copa posiblemente sea casi el doble de tiempo.  
  • La copa no absorbe, por lo que no altera la humedad de la zona, que sí es absorbida por los tampones y toallitas.
  • ¡Ahorras!: al no ser un producto descartable, no requiere más gastos que la misma copita. Invertís una vez y ya está.
  • Se puede usar para dormir.

En contra

  • Al ser un método nuevo, hay personas a las que les cuesta más adaptarse y lograr ubicar la copa menstrual dentro de su canal vaginal. Por ello, al principio puede que haya filtraciones y que sea necesario utilizar protectores diarios o toallitas para evitar mancharse.
  • También puede haber dificultades a la hora de sacar la copita, porque no se logra sacar el vacío y el efecto sopapa (con práctica se soluciona).
  • Los cuidados de la copa son mayores que los que hay que tener con los tampones o toallitas, justamente porque no es descartable, por lo que puede pensarse que es "más simple" usar los otros productos menstruales. 

Recomendaciones

Por último, la ginecóloga Florencia Salort explicó que las infecciones como la enfermedad inflamatoria pelviana (EPI) existe mucho antes de que se inventara la copa menstrual y se da principalmente por las bacterias Clamidia y Gonorrea que se trasmiten a través de contacto sexual. La especialista dio una serie de recomendaciones a tener en cuenta para no contraer infecciones:

  • Usar preservativo y campo de látex en la relaciones sexuales
  • Procurar tener una correcta higiene íntima
  • Realizar una buena higiene cuando vamos a usar productos de gestión menstrual (copa o tampón)
  • Higienizar los juguetes sexuales con alcohol al agua o jabón
  • Consultar ante dolores abdominales o flujos malolientes o dolor en la relaciones sexuales o sangrado anormal.
  • Consultar con tu ginecóloga y tener tus controles al día

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►