Meditación Chi Kung o Qigong: conocé los beneficios de esta antigua práctica china

29 de junio, 2022 | 01.00

La meditación es considerada una de las prácticas más antiguas de la historia, pero comenzar suele ser un poco abrumador. La práctica del chi kung puede traer esa calma que tu mente y tu cuerpo necesitan.

Es así que en muchas regiones se le conoce como una “fuente de la juventud”, ya que una práctica regular puede resultar en grandes beneficios para la salud. Si estás buscando una práctica que lleve a tu mente y cuerpo por un caudal de paz, el chi kung es lo que buscabas.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Qué es el Chi Kung o Qigong?

 

El chi kung o Qigong, es una práctica de origen chino. Se trata de una práctica que consiste en meditación, control de la respiración y suaves movimientos. Una práctica constante de chi kung puede traer un bienestar en los aspectos físico, mental y psicológico.

 

El chi kung resulta en beneficios como mejora de balance, mejorar la atención, y disminuir los niveles de estrés y ansiedad.

 

La medicina tradicional china entiende las enfermedades como un empobrecido flujo de energía vital del cuerpo, conocida como qi, o chi. De ahí el nombre Chi-kung, que en chino significa “trabajar y desarrollar habilidades con energía”.

 

Quienes realizan esta práctica constantemente han presentado mejoras en su salud física y mental. Aunque faltan estudios para corroborar algunas de las afirmaciones, vale la pena intentarlo al menos un par de semanas.

 

Cualquier práctica de bienestar o cuidado personal como el yoga, el ejercicio o la meditación tradicional, toma algo de tiempo para agarrarle cariño. Con el chi kung sucede lo mismo. Aún así, te aseguramos que no vas a querer dejarlo fuera de tu rutina diaria.

Tipos de Qigong

 

Hay prácticas para cada tipo de necesidades, y escoger una técnica en específico puede parecer una tarea abrumadora. Sin embargo, lo más importante que tenés que saber es que hay dos tipos de chi kung, el activo y el pasivo.

 

El chi kung activo se refiere a la práctica donde la intención es realizar suaves movimientos en coordinación con una secuencia de respiración que ayudan a aumentar la energía activa en el cuerpo, o “Yang”. Los movimientos son coordinados, suaves y repetidos en un flujo constante.

Se considera que esta práctica aumenta el equilibrio, la flexibilidad muscular, la conciencia corporal y el drenaje sanguíneo y linfático.

 

A diferencia del yoga, que consiste en estiramientos y aumentar la resistencia, el chi kung se trata de mantener un flujo. Para mantener la energía yang pulsando a través de tu cuerpo, hay que moverse continuamente a través de varias secuencias.

 

Ahora bien, el chi kung pasivo se refiere al aprovechamiento de la energía “Yin. Esta, contrario a la energía “Yang”, se enfoca en el control de la respiración para traer calma a la mente y cultivar en ella la energía “chi”.

 

El chi kung activo activa la energía corporal, y el chi kung pasivo activa la energía mental. Mientras que tu cuerpo reposa en calma, tu mente permite el libre flujo de energía a través de ella. Hay dos tipos de chi kung pasivo, el primero llamado visualización “cun s”’, y el segundo, enfoque mental “ru jing”.

 

El chi kung pasivo se puede hacer sentado, acostado o de pie. Aunque no lo creas, se dice que la meditación de pie, o “zhan zhuang”, promueve una mayor vitalidad durante la meditación.

 

La respiración embrionaria es otra forma de profundizar esta técnica de meditación pasiva. Consiste en inhalar lenta y pausadamente, como si se formara una bola de aire que se hace descender hasta debajo del vientre, mientras se aprieta los músculos del perineo.

 

Beneficios del Chi Kung

 

Se ha comprobado que la medicina tradicional china posee muchos beneficios para la salud. Aún falta que se realicen algunos estudios al respecto, pero aquí te daremos algunos de los beneficios que te puede traer el chi kung. Tomá nota:

Balance

 

Ya que el chi kung activo consiste de movimientos controlados, te vuelve consciente de tu cuerpo, desarrollando mayor fuerza y flexibilidad. Esto ayuda a calmar tu sensación de equilibrio y mejorará tu balance.

 

Estudios realizados en mujeres entre los 18 y 25 años mostraron que una práctica de chi kung activo por 8 semanas aumentó su sensación de equilibrio significativamente. De igual manera, un estudio realizado en 2020 en adultos mayores mostró mejoras del equilibrio en comparación de aquellos que no lo hicieron.

Estrés y ansiedad

 

La meditación chi kung o qigong tiene todos los elementos necesarios para ocuparte mientras vos te relajás un poco. ¿Cómo es eso? Bueno, los movimientos suaves mantienen tu cuerpo ocupado, y el control de la respiración y las visualizaciones mantienen tu mente ocupada.

 

Esta práctica es la fórmula ideal para deshacerte del estrés y la ansiedad, en especial por el control de la respiración. Con una respiración adecuada tus músculos se relajan y tu mente se siente segura.

Enfoque

 

En estos días es muy difícil quitar nuestros ojos de cualquier dispositivo que nos ofrece un sinfín de maravillosas distracciones. Sin embargo, el chi kung ofrece el beneficio de mejorar nuestra capacidad de atención como si se tratara de un cuchillo.

 

Dado que debés estar concentrado en tu mente, cuerpo y respiración, una práctica regular puede fortalecer tu atención y concentración. Se necesita un poco más de investigación en esta área, pero valdrá la pena darle una oportunidad. 

 

Enfermedades crónicas

 

Como mencionamos anteriormente, hacen falta más investigaciones sobre los beneficios del chi kung, pero los beneficios informados lucen prometedores. Ya que el chi kung reduce los niveles de estrés y ansiedad, así como de mejorar el flujo sanguíneo, los beneficios a largo plazo pueden reducir el riesgo de alguna que otra enfermedad crónica.

Un informe en este tema puso a prueba estos beneficios con personas con Diabetes tipo 2. Los resultados mostraron mejoras en los síntomas en comparación con personas que no realizaban esta práctica.

 

Otro informe menciona que tanto el chi kung como el tai chi podrían prevenir un accidente cerebrovascular.

¿Cómo sirve la meditación con Chi Kung?

 

Los informes mencionan que los mayores beneficios del chi kung vienen con una práctica por la mañana, sin embargo podés realizar tu práctica en el tiempo que mejor te funcione. Como cualquier práctica de ejercicio, yoga o deporte, los resultados demoran un poco en manifestarse.

 

Es por ello que la constancia es clave para lograr apreciar los beneficios que tiene el chi kung para la salud. No es lo mismo los resultados de una práctica diaria que los de una práctica esporádica e interrumpida.

¿Cómo empezar con la meditación Chi Kung?

 

¿Querés comenzar ya tu práctica de chi kung? Primero tenés que decidir si querés irte por el chi kung activo, pasivo, o ambos.

 

Comenzar con la práctica de chi kung activa es como comenzar con el yoga, tanto las posturas como los movimientos y los ritmos de flujo toman tiempo en dominarse. La forma más sencilla de comenzar es con un guía certificado que te guíe durante la práctica.

 

Sin duda esta será la mejor recomendación que encontrarás, ya que un guía puede ayudarte personalmente a hacer las correcciones necesarias para evitar una lesión. Sin embargo, podés también encontrar sesiones en línea o clases pregrabadas enfocadas a un área en particular.

 

Por lo regular comienza con una serie de inhalaciones y exhalaciones, con el objetivo de conectar la mente con la respiración. Seguido de esto comenzarán los movimientos y posturas, que conectarán tu mente y tu respiración con tu cuerpo, y activarán tu energía chi.

 

No quieras ir por las rutinas más intrincadas y largas cuando comenzás. Con 20 o 30 minutos es más que suficiente. En este video del canal Yoqi Yoga and Qigong se muestra una sesión para principiantes en donde se explica y practica todo lo necesario para comenzar.

 

Y si lo que deseás es una práctica de chi kung pasiva, podés comenzar con una posición sentada, o acostada, asegurándote que tu espalda esté recta. Cerrá los ojos y respira profundamente. Inflá tu barriga y luego tus pulmones de 5 a 10 minutos, concentrándote en la respiración.

 

Si lo deseás, podés visualizar algunas imágenes que te inspiran calma, como una cabaña en el bosque, una playa o un paraíso fantástico. No te esfuerces mucho en los detalles de la visualización, recordá que lo más importante es mantener una respiración profunda y constante.

 

Una técnica para mantener esa concentración es conocida como “meditación del arcoíris”, que consiste en visualizar un color del arcoíris, a la vez que inhalas y ‘llenas’ tu cuerpo y mente con ese color. Al exhalar, soltás tanto el aire, como el color y la tensión, distracción o negatividad que estés reteniendo.

 

Seguramente te preguntás si el chi kung pasivo y la meditación mindfulness tienen algo que ver. Lo cierto es que están más relacionados de lo que podrías creer, ambas prácticas se enfocan en mejorar la atención plena, mantener los pensamientos, sentimientos y acciones conscientemente en el presente.

 

Combinar la meditación mindfulness y el chi kung puede ayudar a mejorar el flujo de energía curativa y a abrirte paso a la autoconsciencia. Igualmente, las visualizaciones pueden traer pensamientos o sentimientos específicos para ayudarte a mantenerte en el momento presente.

 

Conclusión

 

La meditación chi kung es una antigua práctica curativa perteneciente a la medicina tradicional china. Tiene grandes beneficios la salud física, mental y espiritual a través de la meditación, el control de la respiración, y movimiento ligero y posturas.

El chi kung activo involucra un movimiento físico continuo, parecido al yoga pero no es lo mismo. El chi kung pasivo se enfoca en la quietud de la mente y el trabajo de la respiración.

Si bien se necesita más investigación, la práctica regular puede ayudar a mejorar el equilibrio, mitigar el estrés y la ansiedad, mejorar la concentración, la atención, y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Cualquiera puede practicar chi kung, el cual no sólo es seguro, podés practicarlo todos los días para apreciar los dulces resultados más pronto. Simplemente hable con su médico si tiene alguna lesión o enfermedad antes de agregar qigong a su rutina.

Para más contenido sobre chi kung y bienestar físico, seguí leyendo El Destape.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►