Quién es Leonardo Cositorto, el fundador de Generación Zoe

Este hombre de 52 años se presenta como ministro de un culto y está investigado por estafa piramidal. 

05 de abril, 2022 | 12.54

Luego de varias semanas prófugo, Leonardo Cositorto, CEO de Generación Zoe, fue detenido en República Dominicana por personal de Interpol y la policía de ese país, y está imputado por asociación Ilícita y estafa en el marco de la causa Zoe Villa María. Durante cerca de 30 años, en diferentes empresas y rubros, Cositorto armó equipos basados en esquemas piramidales que trabajan en empresas que, años después, terminaban en la quiebra.

.En los últimos años, llegó al club de fútbol Deportivo Español de Buenos Aires, lo que le facilitó consolidar su imagen y ampliar su llegada a un mayor público.

Este hombre de 52 años se presenta como ministro de un culto. Eso explica que, en paralelo, la organización haya creado su propia iglesia: AVIVA ZOE. Según su versión, el holding ZOE ya tenia presencia en 17 países, mantiene activas unas 65 oficinas y cuenta con 85.000 miembros. Sin embargo, Cositorto aparece inscripto en AFIP como monotributista clase A.

Esta empresa está dirigida por el coach Leonardo Cositorto, quien lleva adelante la Generación Zoe a partir de su base principal en la provincia de Córdoba, pero quien ha logrado de forma reciente una gran expansión internacional, en la cual ofrece desde paquetes educativos hasta criptomonedas.

¿Cuántas empresas fantasma tenía?

La Generación Zoe amplió en los últimos meses sus unidades de negocios:

  • ZOE Capital, a través de la cual lanzaron la criptomoneda;
  • ZOE Cash, respaldada en oro porque tienen una mina propia adquirida en San Juan;
  • Universidad del Trading;
  • ZOE Construcciones;
  • ZOE Fitness,
  • La cadena de hamburgueserías ZOE Burger
  • Veterinarias ZOE Natural.

La Generación Zoe también afirma incursionar en otros negocios, tales como la minería, la venta de autos, la salud, la estética, el real estate y el fútbol.

En sus comunicaciones ofrecen retornos sobre la inversión con valores inéditos, varias veces por encima de cualquier otro negocio conocido y cobra actualmente, hasta que fuera encontrado por la policía, charlas motivacionales por videoconferencia, a las que accedía por unos 100 dólares por persona. 

¿Cómo era el esquema de fraude?

La forma de operar de la Generación Zoe arrancaba a partir de la firma de un contrato a cambio de los servicios de coaching ontológico, espiritual y educación financiera en Generación Zoe. De esta manera, las personas que se suman a la organización con aportes en dólares reciben una renta mensual supuestamente "asegurada" por encima de los valores que dejan otros negocios.

Como cualquier esquema piramidal, todo comienza cuando una persona realizaba un aporte inicial 2000 dólares, los cuales quedan inmovilizados por un año. A cambio recibe un 7,5 por ciento en dólares cada mes, lo que sería la rentabilidad del negocio. Por otro lado, la ganancia puede crecer si esa persona incorpora dos, tres o más "inversionistas" a dicha red.

La primera alerta provino de la ONG Argentina Bitcoin, quien denunció a Generación ZOE ante la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac). La presentación se realizó por entender que hay elementos claros para que la justicia investigue a Generación Zoe y compruebe si es que, a través del coaching coercitivo, la formación educativa y las finanzas, quienes llevan adelante la empresa establecieron algún tipo de fraude conocido como "Esquema Ponzi" o estafa piramidal.

En este esquema, el rol de Cositorto fue clave, dado que es quien se presenta como ministro de un culto. Según su versión, el holding ZOE ya tiene presencia en 17 países, mantiene activas unas 65 oficinas y cuenta con 85.000 miembros.

Un culto al dinero malhabido 

La expansión de Generación Zoe habría comenzado en Colombia, y actualmente la lista de países en la que están presentes incluye a Perú, donde ya tiene denuncias, así como también en Bolivia, México, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Paraguay y Uruguay, entre otros.

Dado a su amplio alcance, la Comisión Nacional de Valores le inició un sumario y emitió una alerta internacional en el portal de IOSCO (organización internacional que agrupa a todos los reguladores del mercado de capitales del mundo) y comunicaciones a sus pares de Colombia, España y Paraguay, donde se detectó actividad de Generación Zoe.

El líder de Generación Zoe argumenta que su negocio se trata de membresías inteligentes, donde el dinero que cada persona invierte se sube a una plataforma personal en la cual puede ver los intereses generados a lo largo de los tres años que dura su formación.

Generación Zoe está acusada de llevar adelante una estafa piramidal conocida como esquema Ponzi en la que se convence a la gente de entregar ahorros y a que hagan ingresar a nuevos participantes a cambio de mayores beneficios.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►