San Juan: mató a la madre de su hija y se quitó la vida

Se trata del primer femicidio del año en la provincia cuyana. La víctima tenía 30 años y fue encontrada muerta por su hija de 3 años.

22 de octubre, 2021 | 17.42

En Media Agua, a las afueras del Gran San Juan, todo fue dolor en la mañana de este viernes cuando Brenda Carolina Flores, una joven de 30 años, apareció con al menos 17 puñaladas en su casa del barrio Patiño.

Fue la nena de 3 años quien la encontró, tendida en el piso, cuando ya no respiraba. Le pidió ayuda a su tía paterna porque algo le pasaba a su mamá. Brenda estaba muy herida en el piso, no había resistido tantas heridas. Cuando la tía de la nena llegó a la casa ubicada en Juan XXIII y Amán Rawson, en la Villa Media Agua, se encontró con el peor escenario. Su cuñada está muerta y su hermano, se había quitado la vida de un disparo.

Este hallazgo, que significa el primer femicidio del año en San Juan, se conoció antes del mediodía. Los primeros indicios de la UNI Delitos Especiales apuntan a un “homicidio- suicidio”, perpetrado por un femicida que, luego de perpetrar el brutal asesinato, se quitó la vida. El hombre fue identificado como Marcelo Vilchez (44), y era el padre de una de las tres nenas de la víctima. Sin dudas, la mujer sufría violencia de género, pero no ante los vecinos.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Vilchez se encargó de sembrar la duda al respecto de “cómo pudo haber sido que la mató”, de acuerdo al comentario de los vecinos que, según declararon ante los investigadores, no habían advertido previos episodios de violencia. Salvo un testimonio, que dijo que haberlos visto discutiendo el día anterior en la calle.

Sin embargo, también se supo que ellos estaban separados desde hace algún tiempo. Por alguna razón, este hombre apareció en la casa de Brenda (aún no se determina la hora exacta del hecho) y la ultimó a cuchillazos con un utensilio que estaba en el lugar cubierto de sangre.

Según las primeras pericias preliminares, el cuerpo de Brenda tenía 17 puñaladas, las cuales serán analizadas por el cuerpo Forense en la Morgue Judicial. Si bien, el hecho se conoció en un primer momento con indicios de varios disparos (dos balazos en el cuerpo de Brenda) aún no se determinan si las heridas fueron por impactos de bala o solo cortopunzantes con arma blanca.

Después de conocido el episodio, la familia de la víctima reveló que la relación entre ambos no venía encaminada de la mejor manera, pero al parecer él no la dejaba en paz. Los investigadores que estuvieron en la escena del crimen confiaron que ella no muestra indicios de defensa, por lo que la primera hipótesis se centraría en que la atacó mientras dormía sin posibilidades de salvación.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►