Más de 17 mil profesionales de la salud infectados y 60 muertos por coronavirus

Los hospitales de las provincias y de los municipios, sobre todo en la zona metropolitana, no resistirán la demanda que sigue en aumento. 

17 de agosto, 2020 | 14.52

El nivel de contagios de coronavirus se mantiene una cifra alta y el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires como la cartera nacional advierten sobre la tensión que atraviesa el sistema de salud nacional. A la cifra de ocupación de camas que se espera que a fin de mes llegue al 90%, a eso se suma la cantidad de profesionales de la salud que se están contagiando y los hospitales, sobre todo en la zona del AMBA, están atravesando una faltante de personal médico.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Desde ATE y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud, confirmaron que ya son más de 17 mil contagios por coronavirus en el sector salud en el país y ya son 60 las y los trabajadores que fallecieron a causa del virus. En Buenos Aires, Cicop alertó que el número de infectados llega a 9 mil y advirtieron que “hay servicios que quedan sin personal para atender”. En CABA la situación se complejiza aún más y “ya son mas de 6700 trabajadores contagiados”.

Según consignó una nota de Página 12, el coordinador Rodolfo Arrechea, planteó: “En los contagios, el 67% son mujeres. Y entre las muertes, el 63% son varones. Ya se nos mueren dos personas por día".

 

Sin personal de salud, no hay atención sanitaria

En la provincia de Buenos Aires desde hace más de cuatro años que desde Asociación de Profesionales de la Salud exigen que se nombre personal y durante la gestión de María Eugenia Vidal la respuesta fue vaciar el sistema de salud. Entre trabajadores que se jubilaron y los malos salarios que generaron una expulsión de los profesionales de salud del sistema público al sistema privado, en marzo de este año, el sindicato advirtió que se necesitaban incorporar 2500 trabajadores, fueron incorporados 650.

“Cuando empezó la pandemia, veníamos con un cálculo que faltaban 2500 profesionales en el sistema de salud. Era la oportunidad de fortalecer el sistema con más personal. Cuando se abrió la posibilidad de que ingresaran nuevos profesionales, solo ingresaron 650. Se amplió la capacidad de camas en 1200 pero solo ingresaron 650 profesionales, esto genera un agujero y está relacionado con los bajos salarios que cobramos. Un profesional que ingresa cobra 48 mil pesos por 36 horas semanales”, planteó la presidenta de Cicop, Marta Márquez, en una entrevista con Lo Prometido es Deuda por FM La Patriada.

En ese sentido, el licenciado en Enfermería y trabajador del Hospital Durand y Casa Cuna, Héctor Ortiz, detalló a Página 12: “Perdimos casi 30 enfermeros en todo el país. En el Durand es el segundo, esta semana”.

En promedio los contagios diarios se estancaron en 7 mil, un número alto y los expertos reiteraron hasta el hartazgo que, si el número de contagios sigue en aumento, el sistema de salud puede llegar a no resistir la demanda, no solo por la falta de camas que puede haber, sino porque no va haber profesionales que atienda esa demanda.

“Está la tensión del sistema sanitario, pero nosotros también estamos en tensión porque no damos abasto para atender como se debe atender y eso genera una enorme angustia entre los y las trabajadores de la salud. Por ahora no estamos en esa situación de tener que decidir (quién usa o no respirador), pero si sigue aumentado el número de contagios, si no tenemos refuerzo de recursos humanos, no descartamos que no nos tengamos que encontrar en esa situación”, sentenció.

En varios hospitales del Conurbano, además, se comenzó a trabajar con la dinámica de derivar pacientes a centros de salud con menos demanda. En el caso del Hospital Interzonal Evita de Lanús, desde hace dos semanas trabajan en “código rojo” y en la guardia solo recepcionan casos de vida o muerte. La semana pasada falleció uno de los jefes de Enfermería, Sergio Rey, a causa del virus.

En el olvido quedaron los aplausos a la 21 todos los días para los médicos y trabajadores esenciales que se encuentran en la trinchera de la pandemia atendiendo a los infectados. Por el contrario, una parte de la población decide movilizarse en el peor momento de la pandemia en “contra de la cuarentena”, en contra de la salud de los demás.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►