Investigan la muerte de un niño de 8 años por coronavirus en Gualeguaychú

El menor llegó al centro de salud muerto y los médicos comprobaron que tenía coronavirus e insuficiencia cardíaca.

28 de mayo, 2021 | 11.07

La fiscalía en turno de la ciudad de Gualeguaychú en Entre Ríos lleva adelante la investigación de la muerte de un niño de 8 años que fue internado, luego de que sus familiares lo llevaran a un centro asistencial, y falleció por coronavirus.

Según informaros los medios locales, el martes 25 de mayo el menor se descompensó en su vivienda situada en la estancia San Ignacio, en la Aldea San Antonio y fue trasladado por el encargado del lugar hacia el Centro de Salud San Antonio, a unos 10 kilómetros del establecimiento rural. El pequeño ingresó fallecido al centro asistencial, por lo que las autoridades sanitarias dieron intervención a la Policía y a la Fiscalía, mientras que se comprobó que además de coronavirus, el menor presentaba una deficiencia cardíaca.

Además, se corroboró que el niño estuvo 24 horas con un cuadro de gastroenteritis, mientras que su hermanita, de cuatro años, con un cuadro gripal iniciado cinco días antes y, ante esta situación, se determinó hisopar a la familia donde se comprobó el caso positivo del nene.

"En el centro de salud de Aldea San Antonio intentaron reanimarlo sin éxito. La familia (mamá, hermana y pareja de la madre) están cumpliendo aislamiento preventivo de 10 días", informaron referentes sanitarios a los medios.

En una entrevista con R2820 Radio en CNN Gualeguaychú, el fiscal interviniente, Mauricio Guerrero, explicó que "la causa se inició el mismo día del hecho. Personal policial de la localidad se comunicó con la Fiscalía de Turno, informando que había ingresado al Centro de Salud de Aldea San Antonio un menor de ocho años fallecido, sin presentar signos de violencia".

"Como en ese lugar no hay médico de policía ni forense, iniciamos una investigación judicial. Se ordenaron algunas medidas con resguardo, conforme a los protocolos vigentes", detalló el funcionario judicial y ahondó que "criminalística fue al lugar con los trajes respectivos, se entrevistó a la familia, al encargado del establecimiento rural donde residía la familia y al capataz del campo".

En el marco de los protocolos vigentes por la pandemia, "si el cuerpo no presenta signos de violencia, se realiza un examen externo y en el caso de no haber sospecha de criminalidad, no se realiza una autopsia", explicó Guerrero.

La segunda ola de coronavirus azota al país y parece no ceder. El jueves se registraron 41 mil casos, el número más alto desde el inicio de la pandemia y más de 500 muertas. El domingo, vence el DNU que establece nueve días de confinamiento.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►