En el conurbano, Villa Azul ya suma 145 casos positivos de COVID-19

El Gobierno se comprometió a reurbanizar el barrio junto con la administración bonaerense y municipios de Quilmes y Avellaneda.

26 de mayo, 2020 | 20.30

Con el foco puesto en los barrios populares, durante todo mayo los gobiernos bonaerense y nacional comenzaron a controlar y testear a los ciudadanos para detectar casos positivos o sospechosos de coronavirus. En el conurbano, el foco está en Villa Azul, un territorio que comparten los municipios de Quilmes y Avellaneda. Según los datos oficiales, el total de positivos de COVID-19 es de 145.

El peor Call Center del mundo

Hoy se hisoparon 81 personas que están a la espera del resultado y de los 101 casos sospechosos del lunes se detectaron 53 infectados.

Sobre la situación en la zona, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, acordó con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, trabajar en pos de mejorar la urbanización de Villa Azul, en el límite con Avellaneda, donde los casos ascienden a más de 90. De la reunión también participó el intendente de esa localidad, Jorge Ferraresi.

El Presidente remarcó que Villa Azul es compartida por los municipios de Quilmes y Avellaneda pero con una diferencia fundamental: "En una de las intendencias, ese barrio popular se convirtió en un lugar con condiciones de dignidad, pudieron desarrollar un hábitat donde vivir mucho mejor con calles, centros deportivos, escuelas, espacios para el esparcimiento, casas con material, baños… pero cruzando la calle, ese desarrollo no se hizo”. La afirmación apunta a la gestión del PRO Martiniano Molina en el territorio hoy comandado por Mendoza.

Al respecto, Mayra Mendoza aseguró que "este barrio, que comparten Quilmes y Avellaneda, es uno de los lugares más injustos de la Argentina. Porque del lado de Avellaneda, está urbanizado y cuenta con todas las instituciones y dependencias del Estado a disposición de los habitantes. Es lo que hizo Jorge Ferraresi, con un Estado presente, durante las gestiones de Néstor y de Cristina Kirchner. Mientras que del otro lado, el de Quilmes, lamentablemente, vemos el abandono total, la desidia de muchos años de abandono. Y ahí es donde queremos estar: con quienes más necesitan y que más postergados estuvieron”.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►