Subte: con nueva empresa, Roggio seguirá a cargo de la red en la Ciudad

Se trata de la empresa la empresa Emova Movilidad S.A. Estará a cargo de la operación y del mantenimiento de la red durante 12 años, mejorando y modernizando el sistema.

16 de septiembre, 2021 | 21.55

Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE) y la empresa Emova Movilidad S.A. firmaron un nuevo contrato para la operación del servicio de Subte y Premetro que entrará en vigencia dentro de los próximos 90 días. Dicha empresa, perteneciente al grupo Benito Roggio Transporte, asociado con Metrovías, estará a cargo del servicio, las operaciones y el mantenimiento de la red por un período de 12 años.

Dicho acuerdo prevé inversiones en materia de infraestructura y la incorporación de nuevas tecnologías para mejorar el servicio a usuarios y usuarias mientras que también se buscarán llevar a cabo mejoras que aumenten la frecuencia de los internos para mejorar la experiencia a la hora de utilizar el transporte público. Otra de las novedades es que, a partir del nuevo contrato, se le pagará a la empresa en función del cumplimiento efectivo del servicio pautado -esto será en base al indicador coche/kilómetro comercial-; cabe destacar que en la actualidad se paga un monto fijo. "Mayor control", deslizaron desde el gobierno porteño.

Esto último, según dieron a entender desde las autoridades gubernamentales, implica un "estímulo para el operador" para cumplir con el programa operativo, aumentando la eficiencia en los talleres y así agilizar/optimizar las tareas de mantenimiento para que los transportes estén a disposición de la gente. Más allá de los 12 años de contrato, se destaca la posibilidad de una prórroga de otros 3 años más -diferente a la concesión anterior, con un total de 30-.

Propuestas tras el nuevo acuerdo

Tal como remarcamos previamente, el principal objetivo de la empresa, manejada por el mismo grupo que lo viene haciendo hasta acá, es "ofrecer un mejor servicio"; lo que implica garantizar y aumentar la disponibilidad de trenes y optimizar, al mismo tiempo, el funcionamiento de las instalaciones. Se invertirá en infraestructura, intervenciones en los talleres, mejorar el estado de la flota y generar un servicio "más confiable" para los usuarios y las usuarias que utilicen el transporte público en la Ciudad.

También se llevará a cabo una digitalización y una reorganización de toda la estructura. ¿Qué significa? Se adelantarán al desgaste natural de escaleras, ascensores, trenes, vías e instalaciones, efectuando el mantenimiento a un menor costo y con una mayor rapidez en lo que refiere al tiempo de las obras. Con esto, se mejorará la seguridad y la eficiencia, no solo de los trenes sino también de las estaciones. Además, el servicio será superior en todos sus aspectos y se eliminarán, al máximo posible, las demoras por razones técnicas.

Para cerrar es clave destacar que también se trabajará en un nuevo sistema de información para usuarios y usuarias. A través de este, se permitirá comunicar en tiempo real las alteraciones que puede sufrir el servicio durante la jornada. Un ejemplo de estos avances tecnológicos es la incorporación de "Estaciones Inteligentes" que supondrán un menor consumo de energía, menos contaminación y una interacción directa con la empresa.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►