Caso Guadalupe: nuevas pistas y continúan las excavaciones

Los investigadores volvieron a inspeccionar terrenos cercanos a la desaparición de la niña. Se cumplieron 22 días de la desaparición.

07 de julio, 2021 | 10.58

La policía de San Luis volvió a excavar terrenos cercanos a la casa donde desapareció Guadalupe Belén Lucero, la niña de 5 años que permanece desaparecida hace 22 días.

El vocero policial, inspector Lucas Chacón, declaró que "se están siguiendo nuevas pistas que llevaron a los investigadores a inspeccionar nuevamente terrenos donde han estado en reiteradas oportunidades". Al anochecer, los trabajos continuaban con luces artificiales y la utilización de una pala mecánica. Los rastrillajes realizados en el dique Paso de las Carretas y un allanamiento en la zona céntrica no arrojaron resultados positivos.

"Pero nosotros queremos a Guadalupe viva, no estamos pensando en un cadáver, no puede estar muerta", expresó una familiar de la niña desaparecida en San Luis durante las excavaciones.

El abogado Héctor Zabala, patrocinante del padre de Guadalupe, Eric Lucero, dijo que esperan que las nuevas líneas de investigación "aportadas por esta defensa sean efectivas para dar con su paradero". El letrado explicó que la fiscalía se enfocó en una teoría que involucra al “abuelo materno, que tendría deudas millonarias con prestamistas de esta capital” e indicó que “no cree que sea ese el motivo” de la desaparición de Guadalupe Lucero.

"No se trata de narcotráfico ni de deudas millonarias”, sostuvo el abogado y aseguró que confía "en que pueda ser un camino para dar con el móvil y los ejecutores de la retención de Guadalupe”.

Cómo brindar información sobre Guadalupe Lucero

Las personas que puedan brindar información sobre su posible ubicación pueden “comunicarse telefónicamente con el Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia”, al número telefónico de acceso rápido 134. 

El pago de la recompensa será realizado en el Ministerio de Seguridad “o en el lugar que se designe, una vez que se analice “el mérito de la información brindada preservando la identidad del aportante”.

Al momento de su desaparición, Guadalupe Lucero bestía una "campera de abrigo de tela tipo gabardina, de color negra con corderito interno de color rosado, y capucha con pelos de color blanco, pantalón de calza rosado con dibujos estampados, botas tipo borcegos de color negras, buzo de algodón frisado con la palabra `Love´ en el pecho de varios colores, debajo del buzo llevaba un buzo de lana de color blanco con pompones de colores, y polera de algodón de color rosado".

La niña es "de contextura física grande para su edad, de 1,10 metros de altura aproximadamente, cabello negro lacio, largo hasta los hombros, tez morocha, ojos de color marrones oscuros". Además, detalla la descripción, "en su mejilla izquierda tiene un lunar, y un diente frontal superior quebrado".




 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►